7 neurotecnologías que impactarán nuestra vida

Neuromarketing

7 neurotecnologías que impactarán nuestra vida. Según publica el portal Lamenteesmaravillosa.com Cuando uno imagina el futuro de la humanidad visualiza casi de inmediato la presencia de sofisticadas tecnologías. La unión de las personas y las máquinas es algo casi inevitable, una idea que escritores como Isaac Asimov, Arthur C. Clarke o Philip K. Dick anticiparon en muchas de sus novelas.

Ese devenir, en cierto modo, ya está aquí. Ninguno de nosotros podemos pasar un segundo sin nuestros recursos tecnológicos. Es más, desde que proyectos de inteligencia artificial como el chat GPT aterrizaron, nuestra manera de trabajar cambiará con el tiempo. Ahora bien, un avance notable en cuanto a tecnologías se refiere, lo daremos con esos dispositivos conectados directamente a nuestro cerebro.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Ejemplo de ello es Neuralink, del empresario y magnate Elon Musk. La compañía está especializada en el desarrollo de interfaces ordenador-cerebro que, ahora mismo, está a la espera de probar diversos chips en humanos. Es interesante destacar que, en muy poco, dispondremos de neurotecnologías no invasivas que serán toda una revolución en el campo de la salud mental.

Vea también: El uso de los sentidos para incrementar las ventas 

Lo que una vez nos pareció material propio de la ciencia-ficción, en unos años será toda una esperanzadora realidad.

Neurotecnologías que cambiarán nuestra vida

Sabemos que los avances tecnológicos han traído infinitos beneficios en el campo de la medicina. Sin embargo, en el ámbito de la neurociencia y de los trastornos mentales parece que, hasta el momento, no se han logrado grandes hitos. Disponemos, eso sí, de recursos más sofisticados para explorar el cerebro, como son las imágenes por resonancia magnética (MRI).

No obstante, en los últimos años, las nuevas tecnologías sumadas al análisis computacional, modelado e inteligencia artificial de última generación, están cambiando las cosas. Podemos ver qué sucede a nivel neurológico en múltiples trastornos mentales. Esto facilitará el poder disponer de tratamientos más efectivos y, además, conocer en profundidad cada condición mental.

Las neurotecnologías tienen como propósito mejorar la salud y el potencial del cerebro humano. Es un área que cada vez acapara mayor interés y mayor inversión por parte de grandes empresas. Veamos a continuación qué desarrollos están por venir en este campo y que, como hemos señalado, son recursos no invasivos.

1. Búsqueda de biomarcadores del dolor crónico y depresión

La inteligencia artificial sumada a la electroencefalografía (EEG) y el Big Data permitirá dar mejores diagnósticos. Bastará con colocarse un gorro con diversos electrodos, para obtener una visión de la actividad cerebral muy precisa. Gracias a estos recursos será posible comparar información y obtener un patrón preciso de numerosas condiciones.

Es interesante saber que las que están más avanzadas son las referentes al dolor crónico y la depresión. La Universidad Técnica de Múnich (TUM), por ejemplo, está desarrollando Neurotech, un campo de innovación que busca dar una mejor atención en el área de la salud mental.

2. Estimulación cerebral para la depresión en jóvenes

La estimulación cerebral profunda es un enfoque que ya se viene usando con éxito para tratar la depresión mayor. Ahora bien, hay un sector de la población que requiere de una atención considerable porque, a menudo, ni los tratamientos psicológicos, ni los farmacéuticos ofrecen mejoras.

Entre las nuevas neurotecnologías más prometedoras está la estimulación cerebral para jóvenes de entre 16 y 24 años con depresión y conducta suicida. Se ha desarrollado un dispositivo que ejerce estimulación en la corteza prefrontal dorsolateral. Esta técnica, sumada a sesiones de ejercicios cognitivos, reduce la sintomatología asociada a la depresión.

3. Dispositivos cerebrales de asistencia

Empresas como Medtronic, Neuropace y St. Jude Medical, desarrollan tecnologías que pueden cambiar la calidad de vida de muchas personas. Si bien siempre pensamos en el proyecto Neuralink de Elon Musk, lo cierto es que hay muchas organizaciones que trabajan en avances muy concretos que verán la luz dentro de poco.

Uno de esos proyectos es crear dispositivos cerebrales que, por ejemplo, prevengan ataques epilépticos. También tecnologías que, mediante un monitoreo continuo, mejoren la administración de ciertos fármacos según necesidades.

Por otro lado, los pacientes con esclerosis lateral amiotrófica (ELA), dispondrán de dispositivos de asistencia robótica. Gracias a ellos, tendrían mayor autonomía en las diferentes fases de su enfermedad.

4. Tratamientos de realidad virtual para los traumas

Otras neurotecnologías que ya se usan en entornos de terapia psicológica son las relacionadas con la realidad virtual. Se sabe que son muy útiles en el tratamiento de las fobias, demencias y para niños con trastorno de espectro autista. Ahora bien, en breve se dará un paso más allá.

En unos años se desarrollará una tecnología de realidad virtual combinada con estimulación cerebral que trata a pacientes con trastorno de estrés postraumático. Con ello se busca mitigar, de otra manera y sesión a sesión, el impacto negativo ocasionado por un hecho adverso.

5. Videojuegos de entrenamiento cognitivo especializados

La mayoría hemos utilizado los clásicos juegos de nuestros móviles para ejercitar la memoria. Se trata de recursos útiles para los adultos de edad avanzada, con el fin de facilitar una buena estimulación cognitiva. Este es un campo relevante en las neurotecnologías y ello explica, sin duda, que se estén desarrollando videojuegos especializados con este objetivo.

El entrenamiento cognitivo que busca potenciar la inteligencia fluida, así como la memoria de trabajo, es un recurso que tendremos a nuestro alcance en breve.

6. Dispositivos para la concentración y la autorregulación

En un mundo cada vez más lleno de estímulos y tendiente a la multitarea, la atención está casi en peligro de extinción. Nos cuesta focalizar nuestros recursos mentales en una sola actividad. Concentrarse agota, la mente se escapa y ello alimenta el estrés y la sensación de baja productividad.

Los wereables o tecnología que nos podemos poner como si fuera un reloj o unos auriculares, tendrán otro fin. Se están diseñando dispositivos para mejorar nuestra atención, favorecer la calma y la autorregulación emocional. ¿Será el fin de nuestra ansiedad? Lo veremos cuando podamos usarlos.

7. Interfaces cerebro-ordenador

Los sistemas BCI (Brain-Computer Interface) ya están aquí. Consisten en interfaces que conectan la mente humana con el ordenador, para traducir sus pensamientos y pasarlos a un dispositivo electrónico. Lo sabemos, suena por completo a ciencia-ficción, pero es necesario analizar en qué consisten para comprender su utilidad.

La actividad eléctrica de las neuronas se puede detectar y decodificar por nuevas tecnologías. Estas, a su vez, envían dichos mensajes a un dispositivo para que lleve a cabo una acción concreta. Las interfaces cerebro-ordenador son neurotecnologías que cumplen la rehabilitación de funciones perdidas. Esto sería clave para pacientes con lesión modular o que han sufrido un ictus.

Conclusión

Es cierto que, a menudo, estimamos bien los riesgos asociados a las revoluciones tecnológicas. Ejemplo de ello son los chatbots o inteligencias artificiales. No obstante, como siempre sucede en la ciencia, la clave está en el uso que hagamos de ella.

Hay neurotecnologías que ya forman parte de muchos entornos terapéuticos y médicos. Sin embargo, en un futuro dispondremos de nuevos y excepcionales recursos que buscarán un solo objetivo: darnos calidad de vida en muchos ámbitos. Esa es la mejor meta de todas, un propósito que, si bien antes nos parecía magia, se hará realidad antes de lo que pensamos.

Banner_azules
Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉