Reino Unido y su plan para prohibir reseñas falsas en internet

celular y computador encima de una mesa

Siguiendo la iniciativa de la Unión Europea para poner fin a las reseñas falsas por internet, el Gobierno de Reino Unido planea crear una nueva ley que penalice la publicación por parte de plataformas y ecommerce de reseñas sin haber comprobado que estas proceden de compradores reales de los artículos o servicios reseñados, así como el pago por la publicación de opiniones positivas. 

Según ha informado el Departamento de Estrategia Empresarial, de Energía e Industria (BEIS) del gobierno británico, la nueva ley establecerá de forma clara la ilegalidad de que una marca pague a una plataforma por la publicación de reseñas positivas acerca de un producto o servicio.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

En concreto, pagar a alguien por escribir o publicar una reseña falsa, ofrecer o publicitar para subir, pagar o facilitar reseñas falsas, así como alojar reseñas de consumidores sin haber realizado los pasos necesarios para comprobar que es genuina. 

La Autoridad del Mercado y la Competencia de Reino Unido (CMA) tendrá potestad para imponer multas a aquellas compañías que incumplan con lo establecido en la próxima ley, fijando el máximo de la cuantía en un 10% del total de ingresos anuales percibidos. 

En la nueva normativa, el ejecutivo de Boris Johnson también pondrá el foco en las llamadas ‘adquisiciones asesinas’, estas son, las compras de compañías más pequeñas que llevan a cabo grandes empresas tecnológicas para reducir la competencia en el mercado. Y facilitar a los usuarios británicos la tramitación para darse de baja a una suscripción.

Según cálculos del gobierno, cada hogar británico gasta de media cerca de 900 libras al año, influidos por reseñas online, y un total de 60 libras en suscripciones no deseadas.

En España, reseñas falsas prohibidas a partir de junio

La publicación de una nueva ley centrada en las reseñas falsas llega casi un año después de que la CMA pusiera el foco en las opiniones publicadas en Google Maps y Amazon, a raíz de que se descubriera en una base de datos filtrada una red de más de 200.000 personas que publicaban reseñas con valoraciones de producto falsas en Amazon a cambio de recibir de forma gratuita tales artículos.

Un ecosistema del que tampoco quedan exentas las tiendas online españolas. Según datos de Aceleradorecommerce.es, más del 55% de sitios web en nuestro país acogen reseñas engañosas, y más del 66%, si se incluyen las opiniones sospechosas. Todas ellas, protagonistas en la toma de decisión de compra de un 70% de consumidores. 

Desde la empresa alertan, precisamente, del riesgo que tienen estos ecommerce de incumplir las disposiciones de la nueva Ley General de Defensa de Consumidores y Usuarios, y que en relación a las reseñas online, entrarán en vigor el próximo 28 de mayo. 

Según lo dispuesto en la norma, a partir de esa fecha, el empresario que facilite el acceso a reseñas sobre productos y servicios deberá informar si garantiza o no que las reseñas han sido realizadas por consumidores o usuarios que realmente hayan adquirido dicho artículo o servicio. Y “a tales efectos, el empresario deberá facilitar información clara a los consumidores y usuarios sobre la manera en que se procesan las reseñas”, escriben.

En la Ley 3/1991 de Competencia Desleal, cuyos cambios también serán efectivos a partir del 28 de mayo, la publicación de reseñas sin haber comprobado que son genuinas se considerarán desde junio una práctica engañosa, así como la propio inclusión de reseñas falsas.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉