Tecnología y ciencia para mejorar la calidad hídrica

Bombillo de colores imagine spark

Uno de los aspectos, no siempre tenidos en cuenta, es la calidad del agua en actividades del sector primario, como la agricultura o la acuicultura. A menudo, los métodos para determinar la calidad de la misma han sido costosos y largos.

Y es en este campo, en el de la calidad hídrica, donde Rafael Herena decidió fundar su compañía, Blueming Biotech. «Somos una empresa dedicada al diseño e implementación de tecnologías para una mejor gestión de los recursos hídricos; tanto para uso particular como industrial, que abarcan sectores de alto potencial económico como acuicultura, agricultura, gestión de aguas residuales y acuariofilia. Blueming S.L. fue creada a mediados de 2020 con sede en San Javier, Murcia», cuenta Herena, su fundador.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Tras acumular experiencia durante 10 años en varios países de la UE como investigador en la biotecnología aplicando técnicas electroanalíticas como jefe de i+D en una empresa de análisis forense, a Herena le surgió el dilema de seguir en Holanda, donde trabajaba en ese momento, o volver a España. Decidió regresar y poner en marcha un proyecto algo revolucionario. Tras varias pruebas, y gracias al apoyo del CEEIC, pudo poner en marcha su gran proyecto: Econometry, un analizador basado en voltamperometría.

«Actualmente, tanto a nivel profesional en acuicultura y agricultura, como particular en acuariofilia avanzada, los sistemas más utilizados y fiables para la determinación de nutrientes disueltos en agua han sido y siguen siendo colorimétricos. Estos consisten en añadir químicos (peligrosos y contaminantes) a una muestra de agua, lo que produce unas reacciones químicas que finaliza en un color, el cual tiene una escala para correlacionar su intensidad con la cantidad disuelta de lo que quieres determinar, por ejemplo, amonio, requiriendo una serie de químicos y repetir las reacciones para cada uno de los analitos de interés. Esta metodología es tediosa, lenta y contaminante», explica el fundador de Blueming.

Es en este punto donde le nace la idea de Ecometry. «Supone una nueva y mejor manera de realizar dichas pruebas, sin químicos, válido para analizar los principales nutrientes en segundos. Hemos creado una herramienta que permite el análisis físico-químico del agua (pH, salinidad, dureza y densidad), así como los compuestos químicos disueltos resultantes de actividades biológicas e industriales (Amonio, nitrito nitrato y fosfatos). Herramientas necesarias para monitorizar la calidad de las aguas en, por ejemplo, acuicultura, para evitar pérdidas en la producción, y vertidos al medio», relata Herena.

Conoce más aquí

Banner_azules
Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉