Equipo de investigación de inteligencia artificial se suma a las disputas de Google

Monolith lleva la inteligencia artificial a la industria automotriz

Menos de dos años después de que Google despidió a dos investigadoras que criticaron los sesgos integrados en los sistemas de inteligencia artificial, la empresa despidió a un investigador que cuestionó un artículo que la empresa publicó sobre las habilidades de un tipo especializado de inteligencia artificial usado en la fabricación de chips de computadora.

El investigador, Satrajit Chatterjee

Lideró un equipo de científicos que cuestiona el celebrado artículo de investigación publicado el año pasado en la revista Nature y que declaraba que las computadoras podían diseñar ciertas partes de un chip informático con más rapidez y calidad que los humanos.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Chatterjee, de 43 años, fue despedido en marzo, poco después de que Google le dijo a su equipo que no publicaría un artículo que refutaba algunas de las aseveraciones realizadas en Nature, según comentaron cuatro personas enteradas de la situación que no tenían autorización para hablar de manera oficial al respecto. Google confirmó en una declaración por escrito que la relación laboral con Chatterjee había sido “rescindida con causa justificada”.

Google se rehusó a dar más detalles sobre el despido de Chatterjee, pero sí defendió con vehemencia la investigación que él criticó y la disposición de la compañía a publicar la valoración del investigador.

“Examinamos a fondo el artículo original de Nature y nos mantenemos firmes en los resultados arbitrados”, declaró Zoubin Ghahramani, vicepresidente de Google Research, en un comunicado por escrito. “También investigamos a cabalidad las afirmaciones técnicas de una propuesta posterior y esta no cumplió con nuestros estándares de publicación”.

El despido de Chatterjee es el conflicto más reciente que se ha vivido en Google Brain, un equipo de investigación de inteligencia artificial que se considera clave para el futuro de la empresa. Tras invertir miles de millones de dólares para contratar a los mejores investigadores y crear nuevos tipos de automatización por computadora, Google ha batallado con una amplia variedad de quejas sobre cómo construye, utiliza y presenta esas tecnologías.

Las tensiones entre los investigadores de Google

Son un reflejo de las luchas mucho más grandes que se libran en toda la industria tecnológica, que enfrenta una miríada de preguntas sobre las nuevas tecnologías de inteligencia artificial y los espinosos temas sociales que han enredado a estas tecnologías y a las personas que las desarrollan.

La disputa reciente también sigue un patrón familiar de despidos y acusaciones contrapuestas de mala conducta entre los investigadores de IA en Google, una inquietud creciente para una compañía cuyo futuro depende de integrar la inteligencia artificial en todo lo que hace. Sundar Pichai, director ejecutivo de la empresa matriz de Google, Alphabet, ha comparado la IA con la llegada de la electricidad o el fuego, por lo que la denominó una de las iniciativas más importantes de la humanidad.

En diciembre de 2020, Google despidió a Timnit Gebru

Una de las directoras de su equipo de ética en inteligencia artificial, después de que criticó el método de contratación de minorías en la empresa e insistió en publicar un artículo de investigación que destacaba fallas en un nuevo tipo de sistema de inteligencia artificial para aprender idiomas.

Unos meses después, la empresa despidió a Margaret Mitchell, la otra directora del equipo, quien denunció públicamente la manera en que Google había manejado la situación con Gebru. La compañía afirmó que Mitchell había violado su código de conducta.

El artículo de Nature, publicado en junio del año pasado, promocionaba una tecnología llamada aprendizaje por refuerzo que, según el artículo, podía mejorar el diseño de los chips de computadora. La tecnología fue aclamada como un avance para la inteligencia artificial y una mejora importante para los métodos existentes del diseño de chips. Google declaró que utilizaba esta técnica para desarrollar sus propios chips de computación con inteligencia artificial.

Conoce más aquí


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉