Despliegue tecnológico para los bosques catalanes

sostenibilidad, mano sosteniendo el planeta

Endesa recurre a cámaras termográficas, drones, máquinas teledirigidas y aplicaciones móviles para evitar incendios, con una inversión de más de 17 millones para la campaña de verano

La tecnología también sirve para proteger mejor los bosques y prevenir incendios forestales. Prueba de ellos son las múltiples herramientas que utiliza Endesa para limpiar la vegetación y detectar posibles incidencias en la red eléctrica que transcurre acompañada de árboles y arbustos. Por ejemplo, helicópteros dotados con cámaras termográficas permiten detectar lo que a simple vista no se ve, como puntos calientes con peligro de sobrecalentarse. Gracias a los infrarrojos que emite un objeto a una alta temperatura, se pueden encontrar desde las alturas puntos deteriorados en los que hay que actuar rápidamente.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Con veranos cada vez más cálidos y secos

La compañía eléctrica se ha dotado de diferentes instrumentos para poder agilizar su campaña de protección de bosques, así como obtener resultados más eficientes y evitar desplazamientos peligrosos para los operarios. Con más de la mitad de sus líneas eléctricas próxima a zonas boscosas o con vegetación, Endesa moviliza helicópteros y otros dispositivos para limpiar los bosques y anticiparse a posibles incidencias. Según señala el director para Catalunya de Endesa, Francesc Alemany, este año se destinará un total de 17,5 millones de euros a la campaña de verano. Para la comarca del Barcelonès, esta cifra se sitúa en 1,8 millones de euros.

Los helicópteros que utiliza Endesa también se acompañan de cámaras de alta definición que permiten observar el tipo de vegetación y ver a qué velocidad crecen, permitiendo determinar cuándo se tiene que tardar en podarlas en función de si lo hacen más rápido o más lento. La normativa actual obliga a hacer un repaso de toda la red —casi 100.000 kilómetros— cada tres años, pero, algunos tipos de vegetación, como las cañas, se expanden en poco tiempo, por lo que los controles se hacen anualmente. Además, la información cada vez más se procesa mediante el machine learning y el deep learning, creando una gran base de datos que genera conocimiento sobre cuáles son los problemas más comunes, que se detectan con tan solo contrastar las fotos que se van obteniendo.

Pero no todo son helicópteros

Desde hace años, Endesa complementa las inspecciones para comprobar el estado de la red eléctrica con drones. Equipados con cámaras de alta resolución, los drones permiten captar imágenes de las líneas, especialmente en puntos de difícil acceso y sin tener que cortar el suministro, afectación necesaria para que los técnicos puedan subir a los soportes y examinar la infraestructura. La empresa también recurre al escaneo láser del 100% de las líneas aéreas de alta tensión combinando la tecnología GPS y sensores láser. Este sistema ha permitido crear un modelo 3D en el que se puede analizar toda la infraestructura y medir cuestiones como la distancia entre los cables o con la vegetación, como si fuera un street view. Como los drones, se consigue así reducir los desplazamientos de las brigadas y agilizar procesos.

Conoce más aquí


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉