No todas las inversiones inmobiliarias de los futbolistas son exitosas

En nuestra edición pasada destacamos las inversiones de Juan Guillermo Cuadrado y Yerry Mina en el centro comercial Guatapé Plaza. Sin embargo no todo son buenas noticias para los exfutbolistas que se convierten en inversionistas.  Alberto Donadio para la Revista Semana nos cuenta una historia que no tuvo final feliz.

Diez inversionistas pusieron en total $ 4.800 millones, incluyendo Mao Molina, Juan Pablo Ángel y David Ospina. Juan Carlos Osorio, técnico de Nacional y de la selección mexicana, entre otros equipos, invirtió $ 1.004 millones pesos. A comienzos del año, ellos y los demás damnificados ganaron el pleito ante la entidad financiera, la comisionista de bolsa BTG Pactual.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

No se podía explicar de manera más gráfica. Mauricio Molina, o Mao Molina, como lo conocen los aficionados, jugó en la selección Colombia, en el Independiente Medellín y en Corea del Sur, antes de jubilarse en 2017 a los 37 años. Una entidad financiera en Medellín lo invitó junto con otras personas, incluyendo tres futbolistas más, a invertir en un proyecto inmobiliario. La plata se perdió.

Mao Molina y los demás afectados demandaron. En un interrogatorio, recordó que los inversionistas les pagaban unos honorarios a la entidad financiera para que “ellos fueran nuestros ojos en este negocio. Yo no soy experto en el tema, yo lo único que sé es patear un balón, soy experto en eso, por eso accedí a que ellos gestionaran estos dineros para mí, porque son los expertos en el tema”.

El proyecto inmobiliario Boho Market Calle 18, en el centro de Bogotá, iba a ser una torre de restaurantes, cafeterías, panaderías y delicatessen, similar al Boho Market de Usaquén.

El Promotor de ambas iniciativas fue Ópera Inversiones Urbanas, constructora gerenciada por Camilo Ayerbe Posada. El edificio quedó a medio construir y, por incumplimiento, Bancolombia embargó y se quedó hasta con el lote. Diez inversionistas pusieron en total $ 4.800 millones, incluyendo Mao Molina; Juan Pablo Ángel, que también estuvo en la selección Colombia y jugó en Nacional, River Plate y Aston Villa, y David Ospina, legendario arquero de la selección Colombia. Juan Carlos Osorio, técnico de Nacional y de la selección mexicana, entre otros equipos, invirtió $ 1.004.000.000.

A comienzos del año, ellos y los demás damnificados ganaron el pleito ante la entidad financiera, la comisionista de bolsa BTG Pactual, vigilada por la Superfinanciera de Colombia. Hasta ahora, la Cámara de Comercio de Medellín, cuyos árbitros conformaron los dos tribunales que conocieron el caso, solamente ha divulgado la sentencia de Osorio, que demandó por separado. Se ordenó a BTG Pactual pagarle $ 783 millones por capital y $ 228 millones por lucro cesante.

“Para el Tribunal resulta evidente que la falta de vigilancia, supervisión y seguimiento en que incurrieron ambas convocadas (BTG Pactual) constituye, sin duda, un claro incumplimiento”, señalaron los juristas Jorge Parra Benítez, Juan Luis Moreno Quijano y Jorge Gabino Pinzón Sánchez.

Fuente: Mall & Retail

 


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉