Las 7 razones de la salida de cine colombia, del centro comercial el eden

Sala de cine, mujer con arco y flecha en la pantalla, publicidad el edén

Otro de los hechos más destacados del mundo de retail derivados de la crisis del coronavirus en nuestro país, es la decisión tomada por parte de Cine Colombia, de cerrar su más moderna sala de cines en nuestro país. Sin duda la disputa jurídica que enfrentaran a dos de los grupos económicos más importantes de nuestro país, (Grupo Santodomingo y Grupo Aval) está para alquilar balcón.

 

De acuerdo a Mapa del Retail 2020 realizado por Mall & Retail, Cine Colombia empresa del Grupo Valorem (Grupo Santodomingo), es la más importante compañía de exhibición y distribución de cine en nuestro pais con unos ingresos en 2019 de $ 611.441 millones, con un crecimiento del 20,7% y alcanzando en ese mismo año,  la mayor asistencia de  espectadores de su historia con 30,7 millones y una participación de mercado del 41.9%, con tan solo el 27.8% de las pantallas.  En octubre pasado inauguró el multiplex más grande, moderno  y tecnológico del país con 16 salas en el Centro Comercial El Edén con una inversión de $ 30.000 millones.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Por su parte el centro comercial El Edén, fue inaugurado en octubre del año anterior y promovido por Construcciones Planificadas, perteneciente a la Organización Luis Carlos Sarmiento Angulo, (Grupo Aval) con una inversión de $ 750.000 millones y un área construida de 162.000 m² en 230 locales 1.800 parqueaderos.

Para Mall & Retail,  las razones de cierre del multiplex de esta importante empresa está sustentada en siete razones, que a continuación enumera.

Razón No. 1 La crisis del Covid 19.

El principal factor obedeció al cierre por parte de Cine Colombia, a mediados de  marzo de todas sus salas de cine en el país, como consecuencia de la pandemia. La actividad de exhibición de cine fue una de las primeras en cerrar y hasta apenas ahora, empiezan a conocerse protocolos para su reapertura. De acuerdo a Munir Falah, presidente de la compañía, se  pasó de vender $350.000 millones de abril a septiembre de 2019 a tan solo $945 millones es decir una caída del 99%.

Razón No.2 Futuro incierto.

La semana pasada el Ministerio de Salud, expidió el protocolo de bioseguridad en salas de cine, teatros, autocines y autoeventos y dentro de los cambios está la disposición de sillas y grupos de personas, así como el manejo de alimentos. Los grupos familiares o de personas que residan en la misma vivienda podrán utilizar máximo cuatro sillas o espacios continuos, guardando el distanciamiento de dos metros con otros grupos de espectadores. Estas disposiciones reducen drásticamente el aforo, que en los mejor de los casos puede llegar al 20% de la capacidad instalada, lo cual hace inviable económicamente a los propietarios de las salas de exhibición.

Razón No.3.  No hay estrenos a la vista.

La asistencia a las salas de cine, es directamente proporcional a los estrenos. En todo el mundo y en diversos grados, los cines y las salas de cine se han cerrado, los festivales se han cancelado o pospuesto, y los estrenos de películas se han trasladado a fechas futuras o se han retrasado indefinidamente.  Todo esto está generando incertidumbre y muchas empresas, están viendo el tema de la apertura directamente relacionado con los estrenos de cine, lo cual es un ingrediente adicional en la actual crisis.

Razón No.4  Una apertura floja del centro comercial.

Las expectativas de asistencia de Cine Colombia, a sus salas del centro comercial El Edén, de acuerdo a la promesa de valor de sus desarrolladores estaban al menos 1,3 millones de visitas al mes, aspecto que nos cumplió en los 4 meses de apertura. El Eden sufrió el impacto de una saturación profunda del formato, en esa zona de la capital en donde en menos de tres años se presentó la apertura de por lo menos 220,000 m2 nuevos de áreas comerciales en los centros comerciales Plaza Central, Multiplaza, Outlet Factory y la ampliación del centro comercial Plaza de las Américas, las cuales disputaban las mismas zonas de influencia. Lo cual alejo a los principales jugadores del comercio nacional e internacional que no veían viable tener tiendas en zonas tan cercanas, dificultando su ocupación.

Razón No. 5  Aplicar las mismas formulas de la banca al retail.

La Organización Luis Carlos Sarmiento Angulo, nació de las entrañas de la industria de la construcción, de donde migro al sistema financiero. En 2010 este grupo promovió el centro comercial Centro mayor en Bogota, uno de los más exitosos actualmente en el país. Una década después la industria del retail a cambiando sustancialmente por la llegada de operadores y marcas  internacionales y la posición de negociación fuerte, no la tiene el dueño del activo, sino los  clientes que persiguen sus marcas favoritas. Para algunos expertos el querer manejar la industria inmobiliaria, con los mismo principios del sector financiero es un error que tarde que temprano lo cobran las marcas del retail, como lo hizo Colombia.

Razón No.6  Pulso entre dos gigantes.

En general la resolución de conflictos entre arrendatarios y arrendadores a consecuencia de la pandemia, ha sido satisfactoria y entre la gran mayoría hubo relaciones “perdamos todos”. El Grupo Santo Domingo, uno de los grandes jugadores inmobiliarios del país a través de Terranum y el fondo inmobiliario PEI, donde tiene participación en 13 centros comerciales, con cerca de 314 mil m2 de áreas arrendables, tuvo que negociar entre sus inquilinos políticos, y ser  muy flexible en el pago de la renta. En la otra orilla, en la de arrendatario, no encontró eco en sus solicitudes para la renegociación del contrato de arriendo, lo cual determinó ampararse en el Decreto 797 de 2020, notificando al arrendador que el contrato terminaba el 31 de julio de 2020, pagando un tercio de la cláusula penal, equivalente a $3.666 millones.

Fuentes del diario La República, determinan que Cine Colombia exige la devolución de los cánones de arrendamiento desde el 14 de marzo, hasta la terminación del contrato el 31 de julio. Además, pide a la constructora $11.000 millones por incumplir sus obligaciones derivadas a la terminación del contrato y $807 millones por prima de vinculación y los intereses comerciales moratorios desde agosto hasta que se cierre la transacción.

Razón No.7  Los nuevos inquilinos.

El llevar esta decisión a los estrados judiciales con un jugador tan importante como Cine Colombia, uno de los grandes referentes del entretenimiento en Colombia, tiene un fuerte impacto en el posicionamiento y la imagen del centro comercial de cara a su ocupación futura. Para algunos expertos debería existir un plan B por la organización LCSA, para remplazar al cine. El cual incluye el generar nuevos usos para oficinas, como la ha hecho el empresario Carlos Slim con el centro comercial Plaza Corso y Plaza Claro ciudad de México y Bogotá donde alberga buena parte de sus empresas.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉