BYD, en licitaciones para el Metro de Bogotá

BYD, en licitaciones para el Metro de Bogotá, las marcas de vehículos se reinventan cada vez más para continuar en el radar de los compradores, y ahora no solo el confort, el lujo, el diseño y la potencia están entre la lista de las preferencias. Que el vehículo sea ambientalmente sostenible encabeza la lista de algunos de los clientes. Según publica Portafolio 

En entrevista con Portafolio, Stella Li, vicepresidente ejecutiva de BYD, contó los pormenores de este trayecto en sus líneas de negocio.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

¿Cómo va el proceso de transitar a vehículos ambientalmente sostenibles?

BYD empezó como una empresa de baterías, así que desde el día uno trabajamos en tecnología, pensando en energías renovables que puedan mejorar la vida de las personas, como es nuestro lema.

Por eso, con el paso de los años, logramos inventar el primer vehículo eléctrico con batería, y no solo con un enfoque hacia los consumidores. También integramos las necesidades al transporte público, los taxis, y continuamos innovado invirtiendo dinero en una mejora continua.

¿Cómo les ha ido con sus otras líneas de negocio?

Muy bien. Entregamos más de 1.200 buses en Colombia para TransMilenio, buses con las especificaciones de 27 y 18 metros, ajustadas a la necesidad de los colombianos.
Asimismo, tenemos bastantes productos para lanzar pero estamos esperando las aprobaciones finales que nos den el ‘okey’ para operar. Adicional a eso, queremos llevar nuestra línea de camiones 100% eléctricos, anexo a los autos de pasajeros y vans.
En el futuro esperamos llevar camiones de trabajo medio y pesado, también los montacargas, que ya se encuentran en el mercado, el rango completo del portafolio de los carros EV y BEV.

¿Han considerado entrar al negocio de vehículos impulsados con hidrógeno?

Al ser una empresa de baterías creemos en nuestra tecnología 100% eléctrica, y hemos descubierto las ventajas que trae consigo, porque la infraestructura de carga está en todos lados.

En todas partes del mundo que se encuentra un ser humano existe energía y la idea es potencializar su uso.El vehículo eléctrico es la tecnología más limpia.

Con su línea de transporte público, ¿tienen en la mira participar en alguna licitación en el país?

Sí. Sabemos que Bogotá necesita trenes e infraestructura eléctrica para el metro de la ciudad. Estamos integrando y participando en las licitaciones y convocatorias que existen, porque creemos que nuestra tecnología puede ayudar a solventar muchos de los problemas de movilidad que tiene la ciudad.

¿Cómo han sido las ventas luego de la decisión de dejar de fabricar vehículos a combustión?

Después de la decisión de dejar de producir vehículos a combustión, nuestros números de ventas se han duplicado.

En 13 años, BYD pasó del primer vehículo de nueva energía al millón; en un año, de 1 millón a 2 millones, y en sólo 6 meses, de 2 millones a 3 millones, impulsando la promoción de los vehículos de nueva energía.

En términos de operación, BYD ha extendido su huella de vehículos de nueva energía a más de 400 ciudades a través de 70 países y regiones en seis continentes.
El 16 de noviembre se celebró la ceremonia de salida de la línea de producción del vehículo de nueva energía número 3 millones de BYD, en la sede central de BYD. No sólo fue un hito simbólico para BYD, sino también un importante logro para el desarrollo de los vehículos de nueva energía en todo el mundo.

¿Cómo ve BYD la ‘escasez’ de autopartes?

Lo que hemos hecho hasta ahora, por ejemplo, en la venta de los más de 1.200 buses, es ver que los chasises y producción se hagan localmente.

¿Cuál es la meta para el cierre de este año y 2023?

Para ser sincera, mi expectativa es ver más buses eléctricos operando en Colombia, al igual que los taxis. Nuestro sueño es electrificar todos los taxis en Colombia, especialmente en Bogotá, un funcionamiento 100% eléctrico, para prevenir la polución, haciendo las ciudades más limpias y trabajar en el uso de trenes eléctricos para ayudar a reducir el tráfico de la ciudad.

Se habla de transitar hacia vehículos eléctricos, pero ¿hay infraestructura de carga?
El problema no es infraestructura. Se trata de invertir en movilidad eléctrica y en compañías de energía que muestren la ruta de progreso en las ciudades. Existen muchos inversionistas dispuestos a inyectar capital, desde EE.UU. hasta Singapur, a impulsar la economía global, obviamente con el apoyo también del gobierno colombiano.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉