La tasa de desempleo bajó un 4,2% en Bolivia

desempleo

Los números estatales dibujan un buen panorama económico. Hasta mayo de este año, la tasa de desocupación en el país bajó al 4,2% informó el Ministerio Planificación del Desarrollo, que sostiene que la cifra “ratifica el proceso de reconstrucción de la economía boliviana”. No obstante la Fundación Milenio afirma que la situación en el mercado laboral se mantuvo muy precaria.

El ministro de Planificación del Desarrollo, Sergio Cusicanqui, detalló que, en julio de 2020, durante la administración de Jeanine Áñez, la tasa de desocupación llegó al 11,6%, pero a mayo de 2022, este indicador económico bajó al 4,2%; es decir, que descendió en 7,4 puntos porcentuales, en ese periodo de tiempo, explicó según reporte de ABI.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Esto se da en el proceso y en el marco de la reconstrucción de la economía boliviana, (en) un marco de estabilidad, (en) un marco de retorno a la senda del crecimiento económico. Ustedes han podido ser testigos de lo que está sucediendo en muchos países en Latinoamérica y en el mundo”, remarcó.

En esa línea, aseguró que muchos países sufren inestabilidad económica y social, pero en el caso de Bolivia “se goza de estabilidad económica, porque se retornó a la senda del crecimiento económico”.

Los datos de Gobierno señalan también que la población ocupada se incrementó en 1,2 millones, desde julio de 2020 hasta mayo de 2022. En tanto, entre julio de 2020 y mayo de 2022, la población desocupada se redujo en 229.000 personas.

La tasa de desocupación en mujeres descendió del 11,7% en 2020 al 5,2% en mayo de 2022; mientras que, en varones, este indicador bajó del 11,8% en 2020 al 3,3% en mayo de este año.

En tanto, la tasa de desocupación en jóvenes, que en julio de 2020 llegó al 19,2%, descendió a alrededor del 7% a mayo de este año, lo que “nuevamente ratifica esta tendencia a la baja en ese indicador económico”.

Sin embargo, en su reciente informe la Fundación Milenio sostuvo que la situación en el mercado laboral se mantuvo muy precaria, dada la menguada demanda de empleo en las empresas y el aumento incesante del trabajo informal y por cuenta propia.

«También la tasa de subocupación se redujo, pero manteniéndose en un nivel más alto que en años anteriores, y con una brecha enorme en contra de las mujeres», señala el informe.

Milenio asegura que ante la menor demanda de trabajadores, la población optó por trabajar por su cuenta, principalmente en actividades de comercio y otros servicios asociados.

Imagen de portada cortesía de El Deber