Se avecina una fuerte escasez de alimentos en los supermercados estadounidenses

Publix abre Crossings en la tienda Wildlight

El problema no viene de la falta de productos, sino de la falta de trabajadores y el colapso de los sistemas de logística.

Desde hace casi un siglo, uno de los argumentos más “demoledores” de algunos estadounidenses contra el socialismo ha sido la supuesta escasez de alimentos en los anaqueles de sus supermercados.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Poco importaba, supuestamente, que millones de niños vivan en pobreza alimentaria y que cientos de miles de personas vivan sin hogar y sin acceso a los alimentos abundantes en los anaqueles de cadenas como Walmart, Costco o Target. Lo importante es tener 200 variedades diferentes de refrescos y 500 de cereales.

Sin embargo, una combinación entre la pandemia, los apoyos de desempleo que el gobierno de EU se vio obligado a dar (a regañadientes) en el contexto de pandemia y el simple hartazgo de arriesgarse por empleos mal pagados y sin prestaciones, ha llevado a millones de trabajadores a lo que algunos medios ya llaman “la gran renuncia”. La fuerza de trabajo norteamericana está abandonando empleos precarios, principalmente en el área de ventas y servicios, en busca de algo mejor.

Mientras que cientos de buques contenedores están a la espera de ser procesados en las afueras de puertos cómo Los Ángeles, los anaqueles vacíos son una realidad en supermercados de los Estados Unidos (y no olvidemos los del Reino Unido, estos producto de ese balazo en el pie que resultó ser el Brexit).

Sumado esto a la nueva efervescencia (también exacerbada por la nueva realidad post-pandémica) de los sindicatos estadounidenses, que ya están llevando a cabo huelgas y protestas, expertos advierten que las cosas podrían tardar en regularizarse hasta uno o dos años. Pésimas noticias para Biden y los Demócratas. Grandes noticias para Donald Trump y los republicanos.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉