CVS, Walgreens y Walmart condenadas por crisis de opioides

Fachada de una tienda de la cadena CVS

Las farmacias de CVS, Walgreens y Walmart distribuyeron de forma imprudente cantidades masivas de pastillas contra el dolor en dos condados de Ohio, concluyó este martes un jurado federal en un veredicto que puede marcar la pauta para los Gobiernos de ciudades y condados que buscan responsabilizar a estos comercios por su papel en la epidemia mortal de drogas opioides en Estados Unidos.

Los condados de Lake y Trumbull culparon a las tres cadenas farmacéuticas por no detener una avalancha de píldoras que causó cientos de muertes por sobredosis y costó cerca de 1,000 millones de dólares a cada uno de ellos en gastos médicos y policiales.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Un juez federal decidirá en la primavera cuánto deben pagar CVS, Walgreens y Walmart en concepto de daños y perjuicios.

Es la primera vez que estas empresas se enfrentan a un juicio por la crisis de opioides, que ha acabado con la vida de medio millón de personas en Estados Unidos en las últimas dos décadas.

Un problema de salud ocasionado por CVS, Walgreens y Walmart

Estos dos condados lograron convencer al jurado de que CVS, Walgreens y Walmart desempeñaron un papel primordial en la creación de un gravísimo problema de salud pública por la forma en la que distribuyeron los analgésicos en sus comunidades.

“La ley exige a las farmacias que sean diligentes en la repartición de medicamentos. Este caso debería ser una llamada de atención de que no se aceptará el fracaso”, dijo Mark Lanier, un abogado de los condados.

“El jurado hizo sonar una campana que debería oírse en todas las farmacias de Estados Unidos”, agregó Lanier.

Más del 20% de los adultos en EE.UU. recibieron ayuda para su salud mental en 2020, según los CDC

Los abogados de las tres cadenas de farmacias sostuvieron que tenían políticas para frenar el flujo de píldoras cuando sus farmacéuticos tenían alguna preocupación y notificaban a las autoridades de los pedidos sospechosos de los médicos.

También dijeron que eran los doctores quienes controlaban la cantidad de pastillas que se prescribían para necesidades médicas legítimas.

Las compañías apelarán

Los portavoces de CVSHealth y Walgreen Co. aseguraron que las empresas no están de acuerdo con el veredicto y que apelarán.

“Tal y como testificaron los propios expertos de los demandantes, son muchos los factores que han contribuido al problema del abuso de opiáceos, y la solución de este problema requerirá la participación de todos los interesados en nuestro sistema de salud y de todos los miembros de nuestra comunidad”, dijo el portavoz de CVS, Mike DeAngelis, en un comunicado.

Por su parte, el portavoz de Walgreen, Fraser Engerman, aseguró que la compañía cree que el tribunal se equivocó “al permitir que el caso vaya ante un jurado sobre una teoría legal defectuosa que es inconsistente con la ley de Ohio».

“Como hemos dicho a lo largo de este proceso, nunca fabricamos ni comercializamos opioides ni los distribuimos a las ‘fábricas de píldoras’ y farmacias de Internet que alimentaron esta crisis”, afirmó Engerman en un comunicado.

«El intento de los demandantes de resolver la crisis de los opioides con una expansión sin precedentes de la ley de alteración del orden público es erróneo e insostenible».

Otras dos cadenas –Rite Aid y Giant Eagle– ya habían llegado a un acuerdo con los dos condados de Ohio.

Lanier aseguró durante el juicio que las farmacias intentaban culpar a todos menos a ellas mismas.

La crisis de los opiáceos ha desbordado a los tribunales, a las agencias de servicios sociales y a las fuerzas del orden en el sector obrero de Ohio, al este de Cleveland, dejando atrás familias destrozadas y bebés nacidos de madres adictas, agregó Lanier a los miembros del jurado.

Alrededor de 80 millones de analgésicos recetados fueron dispensados sólo en el condado de Trumbull entre 2012 y 2016, lo que equivale a 400 por cada residente.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉