Uruguay será el segundo exportador de leche en polvo entera hacia China

leche de vaca

Según publica el portal El País en 2023 se espera que las importaciones de leche en polvo entera de China, el mayor comprador de lácteos del mundo, se mantengan cercanas a 750 millones de toneladas métricas, marcando así un volumen muy similar al de 2022, según el informe del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA). La buena noticia es que Uruguay mantendrá su posición como segundo exportador de leche en polvo entera hacia China, detrás de Nueva Zelanda y el tercero será Australia.

La producción y las existencias nacionales de leche en polvo entera pesan sobre el crecimiento de las importaciones, por más que los comerciantes indican que el producto importado es de mejor calidad. Sin embargo, los desafíos logísticos internacionales y la volatilidad del tipo de cambio generan en los comerciantes cada vez mayor incertidumbre, remarcó el análisis del USDA.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

A su vez, se espera que los altos precios de importación del producto de 2022 persistan en el año que comienza. En el primer semestre del año pasado, los valores de la leche en polvo entera, tuvieron un aumento promedio de 20% interanual.

El USDA estimó también que en 2023, las importaciones de productos lácteos fluidos se pronostican en alrededor de 1,1 millones de tonelada métricas. El consumo en las ciudades prósperas de China seguirá impulsando la demanda de importaciones de leche fluida UHT.

En los tres primeros trimestres de 2022, las importaciones de productos lácteos fluidos disminuyeron más del 20 % interanual, ya que los precios promedio aumentaron casi un 15 %. A nivel local, el reporte del USDA estimó que la producción de leche en polvo entera durante 2023 aumentará un 3% y alcanzará casi 1,1 millones de toneladas métricas. Se proyecta que durante el año que comienza el consumo del producto llegue a 1,8 millones de toneladas métricas, quedando por encima del consumo estimado de 2022, pero por debajo del 2021 debido a las restricciones por covid-19 y la desaceleración de la economía.

En el sector de procesamiento, se espera que la demanda de leche en polvo entera crezca a medida que aumenta el volumen de producción y los precios de leche en polvo descremada se mantienen en niveles altos, remarcó la proyección del USDA.

Descremada

En el caso de la leche en polvo descremada, se proyecta una caída en el volumen a importarse. La producción en China llegará a 25 millones de toneladas métricas, esperándose que se mantenga estable ante la demanda de procesadores y fabricantes de alimentos.

Asimismo, el USDA cree que el consumo en 2023 llegue a 363 millones de toneladas métricas, lo que marca una disminución del 2% debido a los precios más altos del producto importado y una mayor producción nacional de leche en polvo entera.

La industria china a menudo puede intercambiar leche en polvo entera y leche en polvo descremada en sus empresas de procesamiento. En 2023, sostiene el USDA, se espera que las importaciones de leche en polvo descremada, disminuyan a 340 millones de toneladas métricas, marcando una baja interanual del 3%, por las razones mencionadas. Es improbable que la producción nacional de leche en polvo descremada afecte las importaciones, ya que la producción nacional se fabrica por encargo y es mínima. Nueva Zelanda, Australia y los Estados Unidos representaron casi el 70% de las importaciones del producto en la primera mitad de 2022. Habrá una pequeña disminución en el consumo de quesos, según el informe USDA.

Menos vacas lecheras en la Unión Europea

La menor producción de leche en la Unión Europea, debido a la sequía, es una buena noticia para el mercado mundial de lácteos. El USDA estimó que el rodeo lechero de la Unión Europea caerá por debajo de los 20 millones de cabezas en 2023. Esto conducirá a una disminución continua en la producción de leche a pesar de los precios más altos de la leche en el tambo. Dado que los procesadores del viejo continente siguen favoreciendo la producción de queso, la disminución de las entregas de leche será a expensas de la manteca y la leche en polvo descremada (LPD) y, en menor medida, de leche en polvo entera (LPE), a pesar de los buenos precios del mercado mundial. Se pronostica que el consumo interno de queso volverá a su tendencia creciente en 2023 y que la manteca disminuya.