Radiografía del consumo en Uruguay

radiografía consumo

El consumo es una actividad clave en las llamadas economías de mercado, como la nuestra. De hecho, el mercado es eso, el espacio de consumo donde los diversos agentes transaccionan ofreciendo y demandando bienes y servicios. De modo que el consumo opera como un dinamizador de la actividad económica, y hasta lo asociamos a niveles de bienestar social. Asumiendo su relevancia, es pertinente monitorear su comportamiento.

Entre las bondades de la extensión de los medios de pago y facturación electrónica, destaca la generación de un volumen relevante de datos sobre el comportamiento socioeconómico que, procesados, generan información genuina de calidad, de monitoreo de la realidad. La firma Scanntech emite un informe mensual del comportamiento del consumo privado de una muestra representativa de los casi 6.000 puntos de venta que utilizan su sistema. Básicamente, tiendas minoristas de alimentos, bebidas, cuidado personal y limpieza, tales como autoservicios, supermercados independientes así como la información que arrojan las transacciones realizadas en dos importantes cadenas de supermercados.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

En el primer semestre del año se observa un descenso en el consumo del 5% medido en volumen (unidades, kilos y litros), y un incremento del 5% en los niveles de facturación. Si se toman en cuenta sólo los datos mensuales, la caída del consumo en junio es del 7% respecto al mismo mes del año anterior.

El comportamiento del consumo es dispar entre regiones. Veamos. Mientras que en Maldonado el consumo cae sólo 1% y en Montevideo sólo el 3%, en Paysandú y Salto la caída es del 11% y en Artigas y Rivera asciende al 10%. ¿Razones? Puede haber múltiples. Sin embargo, a la hora de aventurar, no es casualidad que las caídas más pronunciadas se den en departamentos con fuerte influencia fronteriza con Argentina y Brasil. El encarecimiento relativo de nuestra economía incrementa notoriamente el riesgo de “fuga de consumo” con preocupantes consecuencias para los niveles de actividad local.

En el caso de Montevideo, la información se desagrega por Municipio. Allí hay caídas mayores, en torno al 6%, en los Municipios A y D, mientras que en los Municipios B y Ch la caída es del 1% y 3%, respectivamente.

Los precios de las familias de productos relevadas han tenido un incremento promedio del 11,6% en la medición de junio 2022 versus el mismo mes del año anterior; salvo bebidas, el resto de los rubros (limpieza, alimentos, cuidado personal) han tenido ajustes mayores al IPC.

Para más información ingresar aquí