El sector oleícola busca promover el consumo en Uruguay

sector oleicola

Uruguay se ha propuesto desarrollar su sector oleícola y dotarse de la tecnología adecuada para lograr este objetivo. Así se lo han trasmitido la directora general de Asuntos Económicos Internacionales del país, Victoria Francolino; el director general de Asuntos Políticos Ricardo Gonzales Arenas; y la directora de Organismos Económicos Internacionales, Cristina Gonzales, al director ejecutivo del COI Abdellatif Ghedira, y al jefe del Departamento de Relaciones Externas Mounir Fourati, en una reunión que han mantenido en Montevideo.

La reunión se centró en el plan de desarrollo del sector oleícola uruguayo y las ambiciones del país para aumentar la productividad, promover el consumo, expandir las áreas de cultivo de olivos, instalar laboratorios de análisis físico-químicos tipo B y C, mejorar la calidad y establecer un banco de germoplasma.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Crecimiento de la producción
Tal y como informa a Olimerca Jorge Enrique Pereira Benítez, consultor internacional, la presencia del secretario ejecutivo del COI, ha servido para realzar el compromiso del país, como miembro activo del organismo internacional, hacia una producción sostenible y de alta calidad de su aceite de oliva. Cabe destacar que la olivicultura uruguaya comenzó su desarrollo a finales del siglo XX y actualmente cuenta con 7.000 hectáreas cultivadas y casi dos millones de olivos plantados.

Según explica a Olimerca el consultor uruguayo, por segundo año se espera que la cantidad producida de de virgen extra supere las 2.000 toneladas, a pesar de la variabilidad climática y los efectos del calentamiento global.

Esta producción es el resultado de la apuesta del país por las nuevas tecnologías en la elaboración de aceite de oliva, así como de las nuevas plantaciones, tal y como ha señalado Martín Robaina, presidente de la Asociación Olivícola de Uruguay, ASOLUR.

Durante su visita, el secretario ejecutivo del COI resaltó las bondades del aceite de oliva uruguayo, así como el potencial del olivar para transformar los gases de efecto invernadero. También señaló la importancia estratégica de este país en el marco regional, como miembro del COI y del bloque regional Mercosur, integrado por Argentina, Brasil y Paraguay, para la unificación de normas comerciales y de calidad del aceite de oliva.