El consumo de tabaco afecta a la población uruguaya

tabaco

El ministro interino de Salud Pública, José Luis Satdjian, alertó que el tabaco mata a 6.000 personas por año en nuestro país. Según datos del Fondo Nacional de Recursos (FNR), un 25% de los uruguayos mayores de 14 años fuma de forma diaria u ocasional y los hombres son quienes lo hacen en mayor medida, citó el jerarca, durante el evento que encabezó, en la sala de actos del MSP, con motivo del Día Mundial Sin Tabaco.

“El no consumo de tabaco va en la línea de la prevención de las enfermedades crónicas” que impulsa el Gobierno, subrayó Satdjian, en la apertura del evento efectuado con motivo del Día Mundial Sin Tabaco 2022, que se desarrolló este martes 31 en la sede de esa secretaría de Estado.

Banner_frasco-suscripcion-800x250
El jerarca expresó que la consigna principal de la campaña impulsada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) este año, “El tabaco, una amenaza para el medio ambiente”, representa una “oportunidad para reflexionar sobre el impacto que el ciclo de vida de los productos del tabaco tiene sobre el ambiente”, además de en la salud humana. Se trata de “una sola salud, no solo de la salud personal, sino la ambiental y animal”, porque convivimos con otras especies, analizó.
Reveló que cada año fallecen 8 millones de personas por consumo de tabaco, y, en Uruguay, 6.000. Según datos del Fondo Nacional de Recursos, el 25% de los uruguayos mayores de 14 años fuma de forma diaria u ocasional y los hombres son quienes lo hacen en mayor medida.
“La política antitabaco se ha transformado en una política de Estado, tuvo un impulso en anteriores administraciones, continúa, avanza y se profundiza”, la apuesta es a la disminución del consumo, indicó. “Cuanto más precozmente se abandone el tabaquismo los riesgos de desarrollar enfermedades tabacodependientes se reducirán”, aseveró.
En referencia a los efectos en el ambiente, en el proceso comprendido desde el cultivo del tabaco hasta la eliminación de un solo cigarrillo, se utilizan 3,7 litros de agua, además del daño a los bosques que ocasiona esa industria, alertó.
Reconoció que Uruguay avanzó en la implementación de medidas para disminuir el consumo y se plantea el desafío de hacerlo respecto al convenio marco de la OMS para el control del tabaco, que nuestro país suscribió en 2003 y ratificó en 2004.
Para más información ingresar aquí