Con qué conviene pagar en Uruguay, Brasil y Chile durante el verano

Los Cabos

Según publica el portal  La Nación para los argentinos, no da igual pagar con tarjeta de crédito, débito o efectivo cuando de viajar al exterior se trata. Abrirse una cerveza en las playas de Brasil puede costar casi un 15% más caro, dependiendo del medio de pago que se utilice, distorsiones que se fueron agrandando en el último año debido a las restricciones que incorporó el Gobierno para desalentar la salida de divisas por turismo.

La última novedad llegó a mediados de octubre, cuando el Ministerio de Economía anunció un recargo del 25% en Bienes Personales sobre las compras con tarjeta mayores a los US$300 mensuales. Fue el nacimiento del dólar Qatar, que también tiene un 30% de impuesto PAIS y un 45% a cuenta de Ganancias sobre el valor del tipo de cambio oficial minorista ($180,50, al 22 de diciembre). Con un 100% de recargos, los turistas que utilizaron el plástico tienen que enfrentarse a un dólar a $361.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Con qué conviene pagar en Uruguay, Brasil y Chile durante el verano

Se trata del valor más alto del mercado de cambios y lo separa una gran diferencia de precios frente a otras alternativas que tienen los argentinos. Por caso, si los gastos con tarjeta resultan menores a US$300, rige el dólar turista. Esta cotización tiene un recargo del 30% de impuesto PAIS y un 45% de Ganancias, que eleva el tipo de cambio hasta los $315,88. Es una diferencia de casi $44 en comparación con el dólar Qatar.

Otra opción es viajar con los dólares en el bolsillo y cambiarlo por la moneda local una vez que se llega al destino. El dólar MEP, la alternativa legal para dolarizarse sin límites mediante la compra-venta de bonos, cotiza en torno a los $325. Mientras que, en la informalidad, el blue se vende a $340. Frente al tipo de cambio Qatar, es una brecha de precios de entre $35 y $20 -respectivamente- por cada dólar.

“Actualmente, cuando se viaja al exterior, se tiene que elegir entre pagar el resumen de la tarjeta de crédito con un dólar a $361 o comprar los billetes físicos $30 más baratos. Por eso, la demanda se empieza a correr a los tipos de cambios alternativos, cada vez con mayor peso”, dijo el analista financiero Christian Buteler.

Golpe a la billetera: los precios de Chile, Brasil y Uruguay

Las distorsiones de precios en la economía argentina también golpean a la billetera cuando se cruza la frontera y se compra en un supermercado. A días de iniciar la temporada alta de verano, LA NACION hizo un relevamiento de cuánto cuesta ir al supermercado, comer afuera o cargar el tanque del auto en Chile, Brasil y Uruguay, a partir de las páginas web de los principales supermercados de cada país. Se tomaron en consideración los precios de los productos -el más caro y el más barato- al cierre del 22 de diciembre, al igual que el dólar.

Si se cruza el Río de la Plata, comprar una botella de 2,25 litros de agua tiene un costo de entre $52 y $66 pesos uruguayos. Teniendo en cuenta que allí un dólar cuesta en torno a los $39, equivaldría a pagar entre US$1,33 y US$1,69. En contraste, en la Argentina los valores oscilan entre los $92 (US$0,27, al MEP) y $221 (US$,067).

Teniendo en cuenta los datos anteriores, si esa agua se paga en Uruguay con la tarjeta de crédito y a fin de mes acumula menos de US$300, costaría entre $430 y $543 pesos argentinos, dependiendo de la marca que se elija.

En cambio, si el viajero va con dólares billetes y los cambio por la moneda local, el valor sería de entre $449 y $567. Finalmente, al considerar el dólar Qatar, el precio aumenta hasta los $491 y $621. Entre punta y punta, al elegir entre un medio de pago y otro se puede ahorrar entre $61 y $78.

El Gobierno uruguayo tomó nota de que está “caro” para su país vecino. Por eso, meses atrás anunció un agresivo plan de incentivos, el cual incluyó un descuento del 30% del valor de la nafta para los argentinos que carguen en las estaciones de servicio a un radio de 20 kilómetros de los pasos fronterizos de Colón-Paysandú, Concordia-Salto y Gualeguaychú-Fray Bentos. Así, el litro de nafta puede costar entre $449 (dólar tarjeta) y $494,5. Pero, en la Argentina, sigue siendo por lo menos tres veces más barata: en la Ciudad de Buenos Aires alcanza los $150,9.

En Brasil, otro de los destinos más elegidos por los argentinos, la comparación se puede hacer en lo que cuesta una cena para dos personas. De acuerdo con un relevamiento de Preciomundi, salir a comer dos platos principales más postre tiene un costo aproximado de 149 reales (US$28,84). El precio final en pesos sería de $9094 si se tiene en cuenta el dólar turista, de $9500 si se paga en efectivo y de $10.939 si el plástico supera los US$300. Una diferencia de $1845 entre una forma de abonar y la otra.

Al comprar los precios entre ambos países, la Argentina nuevamente está barata en dólares. Los mayores contrastes se observan en el precio del agua ($366 de base en Brasil versus los $92 locales), las hamburguesas congeladas ($685 versus $150) y la nafta ($398 versus $150,9).

Finalmente, si se va a un supermercado de Chile, un litro de leche cuesta entre 850 y 1200 pesos chilenos. Es decir, si un argentino viaja hasta allá, los precios arrancan en los $309 (la marca más económica, pagando con dólar turista) y alcanzan los $498 (el producto más caro, con dólar Qatar). En cambio, acá el sachet de leche ronda entre los $140 y $258, más de la mitad del precio. Aunque, en este punto vale aclarar: algunas grandes empresas se comprometieron a congelar los valores hasta marzo 2023 por el programa Precios Justos.

Banner_Clunes
Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉