Santander mueve sus piezas corporativas para acelera su transformación digital

El banco español anunció cambios en su estructura operativa en un momento en que los bancos intentan contrarrestar la competencia de nuevas entidades digitales. Sus nuevas unidades tecnológicas, PagoNxt y Digital Consumer Bank, serán supervisadas directamente por la presidenta Ana Botín.

El banco español Santander anunció este jueves que su consejero delegado, José Antonio Álvarez, reportará exclusivamente al consejo de administración del banco como parte de un cambio en su estructura de gobierno corporativo, al tiempo que acelera su transformación digital.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Hasta ahora, Álvarez también reportaba a la presidenta del Santander, Ana Botín, que mantendrá su función ejecutiva.

A diferencia del modelo anglosajón, en muchos bancos españoles el presidente tiene poderes ejecutivos y controla la estrategia de la entidad, mientras que el consejero delegado se encarga del día a día.

El buen gobierno de los bancos de la zona del euro es una de las principales prioridades de los supervisores bancarios, que están a favor de una división del control entre los miembros ejecutivos y no ejecutivos del consejo de administración y un claro reparto de responsabilidades entre el presidente y el consejero delegado.

Santander también ha anunciado cambios en su estructura operativa para acelerar su transformación digital, en un momento en que los bancos intentan contrarrestar la competencia de nuevas entidades digitales mientras hacen frente a un entorno de tipos de interés ultrabajos.

Como parte de estos cambios, el banco dijo que sus nuevas unidades tecnológicas, PagoNxt y Digital Consumer Bank, serán supervisadas por Botín, mientras que las regiones, países y negocios globales del Santander seguirían reportando a Álvarez.

El banco también dijo que propondrá a Germán de la Fuente, quien anteriormente trabajó para la consultora Deloitte, como consejero independiente en una junta de accionistas que se celebrará el 1 de abril.

El banco propondrá el pago de un dividendo complementario en efectivo de 5,15 céntimos de euro por acción y pondrá en marcha una recompra de acciones por 865 millones de euros (US$ 962 millones) con cargo a los beneficios de 2021, que se suma al dividendo en efectivo ya pagado de 4,85 céntimos de euro por acción y a una recompra de 841 millones de euros (US$ 940 millones), dijo Santander.

Como resultado, el capital total distribuido entre los accionistas del Santander sería de unos 3.400 millones de euros (US$ 3.800 millones).

También se pedirá a los accionistas que aprueben una reducción del capital social en circulación del banco de hasta un 10% mediante la compra y amortización de acciones, incluido en el marco de posibles programas de recompra futuros.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉