Muchos usuarios no están preparados para las interrupciones de la nube

Persona señalando pantalla digital

Según publica el portal Ituser.es la nube pública se ha convertido en uno de los pilares de la digitalización empresarial y en los últimos años muchas organizaciones han acelerado la migración de aplicaciones de misión crítica a servicios en la nube.

Según los expertos del Uptime Institute, este movimiento se debe en parte a la percepción errónea de que se logra una mayor visibilidad de la resiliencia operativa, pero esto no es necesariamente así. En sus investigaciones han determinado que muchos usuarios de la nube pública no adoptan medidas para garantizar que sus aplicaciones de misión crítica pueden resistir los frecuentes cortes de zonas de disponibilidad de la nube pública.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Desde 2019, el porcentaje de organizaciones que no coloca cargas de trabajo críticas en la nube publica se ha reducido del 74% al 63%, y el de aquellos que afirman tener una adecuada visibilidad de la resiliencia ha aumentado del 14% al 21%.

Muchos usuarios no están preparados para las interrupciones de la nube

Pero los investigadores afirman que este exceso de confianza no tiene una base sólida, ya que, a pesar de que los proveedores cloud dejan claro que se producirán cortes ocasionales en sus zonas de disponibilidad, pocos lo hacen. Y los proveedores no son responsables de diseñar las aplicaciones para manejar estas situaciones, algo que corre a cargo de los clientes.

En una encuesta realizada por el Uptime Institute, el 35% de las empresas reconoce que un corte en una zona de disponibilidad genera importantes problemas de rendimiento, y solo un 16% afirma que no tendría ningún impacto en sus operaciones.

Los expertos alertan de que actualmente más de un tercio de los usuarios de la nube pública están diseñando aplicaciones vulnerables a los cortes en las zonas de disponibilidad de la nube pública, y dicen que esta contradicción se debe a la falta de claridad sobre las funciones y responsabilidades del proveedor y el usuario.

Los expertos alertan de que actualmente más de un tercio de los usuarios de la nube pública están diseñando aplicaciones

La mitad de los encuestados cree que la culpa es principalmente del proveedor, y la otra mitad que la responsabilidad es del usuario por no haber diseñado la aplicación teniendo en cuenta estos tiempos de inactividad. Los expertos aclaran que el proveedor es responsable de la resiliencia operativa de sus centros de datos, pero no afirman ni garantizan que sus zonas de disponibilidad sean de alta disponibilidad por sí solas. Por su parte, muchos usuarios entienden equivocadamente que cada zona proporcionará la resiliencia necesaria, cuando no se especifica que sea así.

Para los especialistas del Instituto, el problema está en que muchos usuarios tienen la idea equivocada de que la nube es solo una computadora de un tercero, en un centro de datos ajeno. Los servicios en la nube se basan en una combinación de centro de datos, hardware, software y personas, y es natural que los servicios presenten una cierta tasa de fallos por su gran complejidad.

Para mantener un alta disponibilidad ante estos eventos tan comunes, los expertos recomiendan a las empresas que desarrollen sus aplicaciones para soportar las interrupciones frecuentes de las zonas de disponibilidad única, diseñándolas para que funciones en todas las zonas de la nube. Además, señalan que el número de interrupciones probablemente seguirá aumentando, a medida que lo haga la adopción de la nube en la organización.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉