Las empresas aceleran el gasto en redes basadas en la intención

Según publica el portal Ituser.es la expansión de las redes empresariales añade gran complejidad a la administración de recursos y las empresas están buscando formas de mejorar la visibilidad y facilitar la gestión de la red. Una de las soluciones más innovadoras está en el concepto de redes basadas en la intención (IBN), que ofrece un enfoque integral para la administración de redes, permitiendo administrar los equipos y llevar a cabo inspecciones para garantizar su correcto funcionamiento.

Esta tecnología está ganando popularidad y los investigadores de Global Market Insights pronostican que el mercado crecerá a una CAGR del 20% entre 2022 y 2032, cuando podría alcanzar un valor de 20.000 millones de dólares. Sus datos revelan que en 2022 el segmento de hardware representa el 25% del mercado de IBN y los expertos creen que en la próxima década seguirá ganando cuota, ya que el hardware es una pieza clave para garantizar la confiabilidad y el rendimiento de la red. Además, las capacidades de los equipos IBN modernos ayudan a reducir los gastos y el trabajo de configuración, algo que interesa mucho a las empresas.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Uno de los segmentos de clientes más importantes del mercado de redes basadas en la intención, especialmente en lo que se refiere a los conmutadores de red avanzados, es el de centros de datos. Los analistas de GMI estiman que los operadores de centros de datos invertirán alrededor de 3.000 millones en este tipo de switches para el año 2032.

Y los desarrolladores de software de redes basadas en la intención serán los principales responsables de que aumente la demanda de estos equipos, ya que están apostando por herramientas que facilitan la automatización de las redes a nivel de hardware, ayudando a las empresas a administrar mejor sus políticas de red.

Las empresas aceleran el gasto en redes basadas en la intención

Otro ámbito en el que las redes basadas en la intención se expandirán con fuerza es el de soluciones IBN basadas en la nube. Este modelo de implementación verá un crecimiento constante en la próxima década, gracias a ciertas ventajas que ofrece a los clientes. Por ejemplo, la capacidad de personalizar los sistemas y las aplicaciones empleando IBN según sus requisitos específicos. Dada la expansión que está teniendo la computación en la nube en muchas industrias, se espera que este segmento sea un fuerte impulsor del mercado de redes basadas en la intención.

También cabe destacar avance que está experimentando la industria manufacturera en el ámbito de la automatización, donde muchas empresas están viendo en este tipo de redes una solución ideal para sus nuevos requisitos de conectividad y administración de recursos de red. Los investigadores de Global Market Insights destacan que la automatización de las operaciones y las tecnologías industriales inteligentes permitirán a los fabricantes aumentar sus beneficios en casi un 30% entre 2023 y 2032. Y en este ecosistema digital tiene un papel clave la tecnología de redes basadas en la intención, que facilita la administración de los dispositivos IIoT y otras tecnologías conectadas que está adoptando el sector industrial.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉