Las 3 claves para una migración exitosa a la transformación digital

Seguridad informática

Según publica el portal Bulb.cl en una economía digital, la disrupción es la norma -no la excepción- y las organizaciones deben adaptarse para crear entornos de TI ágiles y flexibles. Al mismo tiempo, deben ser lo suficientemente robustos y seguros de rendir y cumplir con las actividades diarias de la compañía. Si bien la nube desempeña un papel clave para permitir la transformación digital, las empresas deben desarrollar en simultáneo estrategias para enfrentar el ambiente híbrido.

Actualmente, y en un periodo donde domina el trabajo híbrido, se hace urgente habilitar una fuerza de trabajo remota y segura, lo que exige un mayor énfasis en la experiencia del usuario, la accesibilidad a los datos y las aplicaciones sin comprometer la protección de los datos de la empresa. Para eso se debe construir una base sólida en la nube, como parte de un motor de transformación, acompañando de una personalizada estrategia que defina los pasos críticos a seguir y ejecutarlos adecuadamente.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

El estudio de NTT Hybrid Cloud -que contó con 451 investigaciones- reveló que el 31% de los encuestados poseen en su empresa un sistema de migración a la nube híbrida, mientras que el 30% está en un plan piloto, un 22% posee un plan para aplicarlo en 12 meses, 11% planea hacerlo en 24 meses y el 11% no cuenta con un plan al respecto.

De esta manera, para llevar a cabo la construcción de un robusto entorno de nube híbrida, en NTT identificaron tres pasos clave para que los equipos de infraestructura de TI lleven adelante la estrategia de la transformación digital de las empresas:

Adoptar un enfoque de aplicación

En la fase de diseño se vuelve fundamental adoptar un enfoque en la aplicación y la planificación del viaje de transformación a la nube, ya que, en el modelo de lugar de trabajo distribuido, el rendimiento y la seguridad de las aplicaciones son clave. Por lo anterior, es necesario iniciar con un registro de lo que ya se tiene y determinar qué aplicaciones se están ejecutando, quién las está usando, cuándo y desde dónde.

En este proceso, se descubren todas las aplicaciones dentro del entorno de la compañía que no se utilizan y/o no sirven para los fines de la empresa y deben ser eliminados. También se encuentran las conocidas como “aplicaciones heredadas” las que no serán ejecutadas en la nube por problemas de seguridad o accesibilidad, entre otros, a menos que sufran cambios significativos.

“Siempre sugerimos que las implementaciones locales coexistan con instancias de nube pública y privada. Además, recomendamos que los clientes adopten una revisión gradual y ágil para realizar la evaluación y diagnóstico del estado de la compañía. Es mejor que el proceso de migración sea abordado a través de una serie de “sprints”, discretos, específicos y manejables, para contar con un progreso y resultados significativos en el negocio”, comentó el Solutions Director de NTT Chile, Cristián Cabezas.

Identificar dónde falta experiencia interna y asociarse con especialistas para finalizar las brechas

Para muchas organizaciones, el proceso de migración a la nube híbrida es abrumador para el equipo interno. A ello se suma que la pandemia impactó en diferentes aspectos: ahora son más quienes buscan equilibrar mejor sus carreras profesionales con sus prioridades personales, lo que ha llevado a la escasez de habilidades en múltiples industrias, reduciendo aún más un grupo de mano de obra ya limitado. El sector de la tecnología no ha escapado al impacto de esta tendencia, lo que significa que los mismos profesionales que podrían implementar estrategias de nube híbrida empresarial son más difíciles de encontrar y retener internamente.

En relación con lo anterior, el Informe Global del Lugar de Trabajo de NTT descubrió que actualmente, dos tercios de los empleados no sienten que poseen las herramientas y tecnologías adecuadas necesarias para trabajar con éxito de forma remota en su hogar. Mientras que, en contradicción directa con las preocupaciones de los trabajadores, el 55% de la gerencia afirma que están “fuertemente satisfechos” de que sus empresas están listas para el trabajo híbrido.

Esto explica que hoy los líderes de TI estén promoviendo que sus compañías contraten proveedores de servicios profesionales para lograr un correcto avance en sus objetivos de nube híbrida.

Al evaluar socios potenciales, es importante asegurarse de que tienen experiencia comprobada en el trabajo en todas las diversas plataformas: en las instalaciones, proveedores de nube pública y nube privada. El ejecutivo de NTT Chile expresó que “hay muy pocos proveedores con esta profundidad y amplitud de habilidades, pero vale la pena buscarlas, ya que podría invertir en una solución que no abordará la necesidad híbrida general de su compañía”.

Priorizar la automatización, así como la gestión unificada y centralizada

Mucho se ha dicho y escrito sobre el papel vital que desempeña la automatización en la racionalización de los procesos operativos en entornos de nube. Sin embargo, la automatización puede introducir complejidades propias. Un ejemplo de lo mencionado es que los equipos de TI saben muy bien que “si se revisa dónde residen sus aplicaciones heredadas y reubicándolas dentro de su entorno de nube pública, por ejemplo, parte o la totalidad de su esfuerzo anterior de automatización, codificación e integración de API tendrá un valor limitado, si es que lo hay, por ende, tendría que ser evaluado, si hay alguna posibilidad de que el entorno se ejecute de una manera totalmente optimizada, después de la migración”, aclaró Cristián Cabezas, Solutions Director de NTT Chile.

Además del desafío, la automatización y optimización necesita de un completo conjunto nuevo de habilidades en comparación con lo que se requiere cuando se trabaja con aplicaciones heredadas tradicionales.

“La buena noticia es que los mejores proveedores de servicios profesionales y administrados ya han hecho el arduo trabajo de “automatizar” gran parte del trabajo pesado involucrado en la migración e integración de aplicaciones (básicas o a medida) a nuevos lugares de nube pública. Así, esta capacidad de pre-automatización también se puede utilizar para migrar e integrar aplicaciones heredadas a lugares de nube privada basadas en VMWare, por ejemplo”, añadió el ejecutivo.

De esta manera, avanzar hacia un modelo de lugar de trabajo híbrido optimizado requiere enfoque, tiempo y esfuerzo, el que “asociándose a un partner adecuado, podría pasar por este complejo proceso de evaluación sin hacer ningún sacrificio de rendimiento o seguridad. En NTT ayudamos a nuestros clientes y ya hemos logrado migraciones a la nube híbrida exitosas”, concluyó Cabezas.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉