La transformación digital pasa por la nube

banca-digital

Cuando hablamos de cloud computing y del papel que juega la nube en un proceso de transformación digital, resulta prácticamente inevitable hablar de Amazon Web Services (AWS). Esta empresa es líder mundial en este mercado ofreciendo más de 200 servicios integrales desde sus regiones de infraestructura en todo el mundo.

Como explica la propia AWS en su guía “Acelerando la transformación digital en España”, el acceso a la computación en la nube “reduce el coste de iniciar nuevos proyectos empresariales, fomenta la innovación y el desarrollo de nuevas tecnologías, atrae más fondos para nuevas empresas y estimula un mayor crecimiento económico”.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Para entender por qué esto es así y el papel que puede jugar la nube en prácticamente cualquier proyecto de transformación digital, AWS hace referencia a los grandes beneficios con los que cuenta una de las tecnologías más populares: su consumo en un modelo como servicio, el eliminar la incertidumbre al no tener que planificar el aprovisionamiento, más velocidad y agilidad, el simplificar la gestión y administración de los recursos tecnológicos y una escalabilidad que permite desarrollar un alcance global en segundos.

A estos, conocidos por prácticamente cualquier compañía que haya oído hablar del cloud computing, AWS suma otros tres que merece la pena tener en cuenta:

Innovar rápidamente: incluso si tenemos un patrimonio TIC legacy, la nube nos brinda las últimas innovaciones tecnológicas, acelerando el desarrollo de aplicaciones.
Experimentar de forma más rentable: los productos y servicios basados en cloud facilitan que empresas y desarrolladores puedan experimentar y poner en marcha todo tipo de proyectos “piloto”, ya que no están limitados por su infraestructura actual.
Tomar decisiones basadas en datos: en la mayoría de las organizaciones, los departamentos recopilan y almacenan datos por separado, lo que crea silos en los que cada uno lucha por acceder a los datos de los demás. Esto dificulta la realización de análisis exhaustivos para mejorar la toma de decisiones. Trabajar en la nube ayuda a superar estos silos, lo que permite un acceso más rápido a información más profunda.
Como indica el libro electrónico “Acelerando la transformación digital en España”, los beneficios más destacados de la oferta de cloud de AWS son:

Seguridad: infraestructura creada específicamente para la nube y diseñada para cumplir los requisitos de seguridad más exigentes del mundo, con supervisión 24×7.
Disponibilidad: AWS afirma que ofrece la disponibilidad de red más alta de cualquier proveedor de servicios en la nube, con siete horas menos de inactividad que su más inmediato competidor. Cada región está completamente aislada y se compone de barias Zonas de Disponibilidad.
Rendimiento: las regiones de AWS ofrecen baja latencia, baja pérdida de paquetes y una red troncal de fibra de 100 GbE totalmente redundante.
Presencial global: compuesta por decenas de Zonas de Disponibilidad en todo el mundo y entre las que se incluye la que está a punto de estrenarse en Aragón antes de que finalice este año.
Escalabilidad: la infraestructura global de AWS permite a las empresas ser extremadamente flexibles y aprovechar la escalabilidad conceptualmente infinita de la nube.
Flexibilidad: las empresas que desean ejecutar sus aplicaciones a nivel mundial, pueden elegir cualquiera de las regiones y zonas disponibles de AWS. Si además, necesitan ejecutar sus aplicaciones con una latencia de milisegundos, pueden elegir AWS Local Zones o AWS Wavelength. Si desean ejecutar sus aplicaciones de manera local, también tienen la posibilidad de hacerlo a través de AWS Outposts.

Conoce más aquí


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉