Empeoran las perspectivas del mercado de servidores para 2023

Brecha de género

Según publica el portal Ituser.es las tendencias actuales de mercado indican una moderación de la demanda de servidores y otras complicaciones adicionales, que han llevado a los expertos a moderar su pronóstico de envíos para 2023. Según TendForce, muchas industrias contendrán el gasto en TI a la espera de que la economía mejore, mientras que los clientes principales de la nube y servicios digitales relajarán sus pedidos, lo que impactará en las perspectivas de negocio de los ODM.

En los últimos años se han sucedido varios ciclos de adquisición masiva de infraestructura para centros de datos y para la nube, junto con algunos períodos de aumento del gasto empresarial en TI. Todo esto ha beneficiado al mercado de servidores, que ahora se enfrenta a una situación bien distinta.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

El deterioro de la economía está llevando a una moderación del gasto empresarial en tecnología, centrando las inversiones en productos clave. Al mismo tiempo, los proveedores de la nube y servicios digitales de streaming y redes sociales están reduciendo sus pedidos para adecuarse a la normalización de la demanda que se está viendo en los últimos meses.

Según los especialistas de TrendForce, a estos factores se sumará la normalización de los plazos de entrega de componentes de servidores a partir del tercer trimestre de 2023, lo que ya está modificando la estrategia de pedidos de los OEM de servidores y los proveedores de servicios en la nube, que no quieren sobrecargar sus inventarios. Y esto generará una reducción en el flujo de pedidos que se redirigen a los ODM de servidores.

Las últimas previsiones de estos expertos son que en 2023 los envíos de servidores completos crecerán tan solo un 2,8%, una reducción con respecto a su último pronóstico, que choca con el comportamiento que se ha visto en el mercado en los últimos dos años. En cuanto a los ingresos, tanto los fabricantes de servidores como los de componentes clave para estas plataformas verán una reducción de sus márgenes con respecto a ejercicios anteriores.

Esto también está afectando al mercado de memoria DRAM y NAND flash/SSD empresariales, que está sufriendo una caída de precios y una reducción de los envíos a consecuencia del descenso de la demanda de servidores. En el cuarto trimestre de 2022 se espera que los precios de los módulos DRAM para servidor y los SSD empresariales bajarán entre un 23% y un 28% con respecto al trimestre anterior, como consecuencia de la creciente competencia entre los fabricantes.

Los expertos de TrendForce anticipan que los proveedores de DRAM tendrán más dificultades para aumentar las ventas, ya que en la segunda mitad de 2022 los clientes han mantenido niveles elevados de inventario, que ahora quieren liberar. Esto está condicionando las negociaciones de precios para los próximos trimestres, especialmente con los proveedores de servicios en la nube.

En el segmento de SSD empresariales se ha logrado mantener un volumen de pedidos relativamente estable en los últimos trimestres, pero este segmento de componentes no saldrá indemne de las complicaciones macroeconómicas que protagonizarán los próximos seis meses o más. TrendForce prevé que los inventarios de SSD empresariales de los proveedores de NAND flash se mantendrán bastante llenos más allá de 2022, debido a la caída del mercado de dispositivos de consumo. Además, en el primer trimestre de 2023 llegará la tradicional temporada baja de este mercado, que contribuirá a que los precios sigan bajando.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉