El mercado latinoamericano de edge computing crecerá un 31,1%

Pantalla digital

La computación de borde acerca el procesamiento de datos a los sensores de IoT para disminuir la latencia y mejorar la eficiencia. El Internet de las cosas está impulsado por enormes volúmenes de datos generados por las actividades de nuestra vida cotidiana. La recopilación, el envío y el procesamiento de cantidades masivas de datos requieren que las empresas actúen de forma inteligente y rápida y tomen mejores decisiones empresariales. La computación de borde es una red de centros de datos que almacenan y procesan los datos localmente antes de enviarlos a los centros o a la nube. Optimiza la computación para evitar interrupciones en el envío y la recepción de datos.

El mercado latinoamericano de edge computing

El mercado latinoamericano de edge computing se clasifica además en aplicaciones y usuarios finales. En función de la aplicación, se subclasifica en ciudades inteligentes, fábricas inteligentes, atención sanitaria conectada, vehículos conectados, redes inteligentes y otros. Otras aplicaciones incluyen la computación de borde en los juegos y el comercio electrónico. Las ciudades inteligentes tienen la mayor cuota de mercado. La alta presión de la urbanización en esta región exigirá estrategias de ciudades inteligentes para planificar y resolver los problemas de los ciudadanos, a través de la digitalización. Por ello, las organizaciones adoptarán las redes de edge computing para mejorar la eficiencia de los clientes.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

En función de los usuarios finales, las redes de computación de borde se utilizan en el sector de fabricación, en el de la energía y los servicios públicos, en el de las TI y las telecomunicaciones, en el de la sanidad y las ciencias de la vida y en el de los aparatos de consumo. Se prevé que el sector de las TI y las telecomunicaciones acapare la mayor cuota de mercado, seguido del sector manufacturero. La región también será testigo de un crecimiento significativo de la cobertura LTE y de la expansión de la conexión de los emplazamientos celulares mediante fibra óptica.

Por regiones, el mercado se divide en Brasil, México y el resto de LATAM. Se espera que países como Brasil y México lideren los despliegues de edge computing debido a sus avances hacia los dispositivos de conexión.

Factores clave de crecimiento

América Latina está tratando de progresar en el IOT (Internet de las cosas). Aproximadamente el 60% de los desarrolladores de esta región están planeando desarrollar la tecnología IOT.

El sector de fabricación de Brasil ha adoptado la Industria 4.0. El 48% de las organizaciones planean invertir en tecnologías de automatización y fabricación de intercambio de datos en 2018. Se espera que las organizaciones adopten la red de computación de borde para apoyar los avances digitales.

Los desafíos cruciales a los que se enfrenta esta región son la falta de habilidades técnicas, la penetración inadecuada y la dificultad en la integración de los sistemas de TI con la tecnología avanzada.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉