El 78% de las empresas está en fase de transición hacia los servicios inteligentes

trabajo on line

Según publica el portal Ituser.es más del 80% de las organizaciones reconoce que el cambio a modelos basados en software y servicios es una tendencia clave que está impactando en sus negocios, según un nuevo informe del Instituto de Investigación de Capgemini.

El documento destaca que el el 78% de las 1.000 organizaciones consultadas se encuentra, al menos, en la fase de estrategia de transición hacia los productos y servicios inteligentes y se está alejando de los modelos empresariales tradicionales de «fabricar, vender y enviar». Además, en torno a siete de cada diez creen que no invertir en productos y servicios inteligentes implica el riesgo de perder participación en la cuota de mercado y ventaja competitiva.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Casi el 90% de las organizaciones espera obtener ingresos de los servicios inteligentes en los próximos tres años, y el 87% afirma que los productos y servicios inteligentes son cruciales para su estrategia comercial. De acuerdo con los resultados, este dato es especialmente destacado en el sector industrial (87%), seguido de cerca por la tecnología médica y la fabricación de productos de consumo (ambos con un 84%). En los próximos tres años se espera, de media, que el 28% de los ingresos de las organizaciones provenga de los servicios inteligentes, frente al 12% actual.

El desarrollo de productos y servicios inteligentes no sólo abre nuevas fuentes de ingresos, sino que tiene también el potencial de impulsar el crecimiento, la eficiencia y la mejora en la fidelización de los clientes.

Así, el informe confirma que las compañías que han empezado a implantar productos y servicios inteligentes están obteniendo beneficios no sólo relacionados con los ingresos: el 83% ha reducido el coste de los servicios y ha mejorado la experiencia del cliente, mientras que el 84% ha disminuido el impacto medioambiental. Los productos y servicios inteligentes, con su capacidad para captar y compartir datos e información, tienen el potencial de impulsar la sostenibilidad al permitir la medición de los residuos; identificar oportunidades para ahorrar energía, carbono, agua, etc.; y promover la gestión del ciclo de vida circular.

Las organizaciones avanzadas, las que tienen visiones y estrategias bien definidas para productos y servicios inteligentes, ya han visto reducidas sus emisiones de carbono en más de un 10% (56%); una mejora de más del 10% en la puntuación de satisfacción del cliente/promotor neto (55%); y casi la mitad ha visto una aceleración en el tiempo de comercialización para I+D y una disminución en los costes de servicio de más del 10%.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉