China planea el salto definitivo a la transformación digital

Asia se ha convertido en el epicentro de la actividad logística y la región comercial más grande del mundo. En 2020, el PIB de China creció un 2,3% respecto al año anterior a pesar de la pandemia de Covid.

En 2020, el PIB de China superó los 13.028.000 millones de euros y el de Japón los 4.432.000 millones. Alcanzando prácticamente entre las dos el PIB de Estados Unidos, que rondó los 18.292.500 millones. Y a ello se podría sumar, por ejemplo, el PIB combinado de 2.698.667 millones de euros de otra potencia económica floreciente como es la Asociación de las Naciones del Sudeste Asiático (Asean) para hacernos una idea de cómo Asia ha ido creciendo económicamente en los últimos tiempos.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

En 2020, el PIB de China creció un 2,3% respecto al año anterior a pesar de la pandemia de Covid y fue la única potencia que consiguió aumentar su PIB el año pasado. Para 2030, se estima que Asia representará aproximadamente el 60 % del crecimiento mundial. El grueso de ese crecimiento provendrá de los mercados en desarrollo de China, la India y el Sudeste Asiático.

La Ruta de la Seda Digital (DSR)

Durante los últimos años, la transformación digital ha ido convirtiéndose en una ola gigante que cada vez va cogiendo más altura. Una ola que todos quieren surfear y de la que nadie se quiere caer. Las nuevas tecnologías ayudan a mejorar los procesos internos y externos en las empresas y como diría Visini, un futuro sin ellas es algo “inconcebible”, afirma Mikel Lavin, general manager de Intermodal Forwarding, una de las empresas que forman Vasco.

 

Términos como el 5G, la IA, el IoT, el Blockchain, el Big Data o la reciente Computación cuántica son cada vez más relevantes en el ámbito del mercado internacional y en el mundo globalizado en el que vivimos: Pues bien, estos términos que a muchos de nosotros, hasta hace bien poco podían sonarnos tan desconocidos y lejanos como el idioma chino, son ahora más cercanos y reales puesto que están siendo llevados a la práctica precisamente en China, de una manera totalmente coordinada, estratégicamente bien preparada y diseñada para dar el salto definitivo al liderazgo de las nuevas tecnologías del siglo XXI con el nombre de Ruta de la Seda Digital (o DSR).

 

Mikel Lavin, explica en qué consiste esta nueva Ruta de la Seda Digital: “Más allá de los cables submarinos, el control de las comunicaciones y sistemas de navegación satelitales o implantaciones de tecnología 5G en países y zonas estratégicas en África, Oriente medio, parte de Europa y Asia o América Latina, el DSR nos demuestra la importancia que tiene una acción conjunta y totalmente sincronizada para conseguir que un megaproyecto de este calibre vaya avanzando a un ritmo de crucero imparable” expone Lavín.

Para mayor información, haz click aquí:

https://www.google.com/amp/s/logistica.cdecomunicacion.es/noticias/sectoriales/49397/ruta-seda-digital-china/amp


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉