Aumenta el gasto en infraestructura de almacenamiento y computación

computación

Según publica el portal Ituser.es el progreso digital sigue estimulando el mercado de infraestructura de computación y almacenamiento de datos a nivel mundial, y tanto los centros de datos como las empresas han incrementado el gasto en estos equipos en la primera mitad de 2022. Según el último informe trimestral de IDC, entre abril y junio de este año estos dos mercados han crecido un 22,4% interanual en conjunto, sumando un total de 22.600 millones de dólares.

Entre los diversos segmentos del mercado, el de la nube ha mostrado un rendimiento excepcional, superando al de infraestructura fuera de la nube con un crecimiento interanual de ingresos del 15,2% que ha supuesto 17.300 millones. Los motivos principales están en el último ciclo de actualización de infraestructura, sumado al aumento de los precios y al cumplimiento de pedidos atrasados de meses anteriores. Esto ha provocado un aumento atípico de ingresos tanto en el almacenamiento como en la computación, pero no se espera que este auge continúe durante el resto del año.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Analizando el mercado más en profundidad, el gasto en infraestructura de nube compartida creció un 18,9% interanual hasta alcanzar unos 15.600 millones de dólares, y se espera que el año que viene el gasto en este segmento supere al de infraestructura que no es de la nube. Por su parte, los ingresos de infraestructura de la nube dedicada crecieron un 30,9% interanual en el segundo trimestre de 2022, llegando a unos 7.000 millones de dólares. Y, de esta categoría, el 46,3% se implementó en las instalaciones del cliente.

En su informe, los investigadores de IDC se aventuran a hacer un pronóstico para todo 2022, aunque la situación podría cambiar como consecuencia de la incertidumbre sobre la economía. Por el momento, prevén que el gasto en infraestructura de la nube aumentará un 17% interanual hasta unos 88.900 millones de dólares, superando el crecimiento del 10% registrado en 2021.

Mientras tanto, el gasto en la infraestructura fuera de la nube podría crecer un 6,1% hasta unos 66.400 millones de dólares. Las ventas de infraestructura de nube compartida podrían aumentar un 15,1% interanual hasta 61.000 millones, y el gasto en infraestructura de nube dedicada crecería un 21,4% hasta 27.900 millones.

Volviendo al segundo trimestre del año, los proveedores de servicios en conjunto han aumentado el gasto en computación y almacenamiento en un 19,7% hasta 22.600 millones de dólares, representando el 56,7% del total. Los proveedores que no se dedican a servicios, como empresas, gobiernos, etcétera, también aumentaron la inversión en infraestructura en un 18,5%, alcanzando un nuevo récord de crecimiento impulsado por la implementación de nubes dedicadas y otros grandes proyectos.

Geográficamente, destaca la gran caída del 42,9% en el mercado de Europa Central y del Este, como consecuencia de la guerra en Ucrania. Mientras tanto, en Oriente Medio y África, y en APeCJ (Asia Pacífico, excluyendo Japón y China), las ventas crecieron un 41,6% y un 40%, respectivamente. El resto de regiones mostraron crecimientos cercanos al 25%, y de cara al resto del año IDC cree que el gasto en infraestructura de la nube crecerá en todas las regiones menos en Europa Central y del Este. Y destaca el posible progreso de APeCJ, MEA y Europa Occidental, que podrán ver un aumento de entre el 20% y el 25% interanual.

En una visión provisional a más largo plazo, los expertos creen que el gasto en infraestructura de la nube seguirá creciendo a una CAGR del 12% entre 2021 y 2026, pudiendo alcanzar un valor de 134.000 millones para final del período. Esto supondría que para entonces representaría el 67,9% del gasto total en computación y almacenamiento. Esperan que el gasto en infraestructura de nube compartida crecerá a una CAGR del 12,7% entre estos años, representando el 71,9% de todo el segmento de la nube para final del período.

Por su parte, el gasto en infraestructura de nube dedicada podría aumentar a una CAGR del 10,4% hasta unos 37.700 millones de dólares, y el gasto en infraestructura no de la nube solo crecería a una CAGR del 0,2% hasta 2026, quedando para entonces en una estimación de 63.400 millones. Finalmente, IDC señala que el gasto de los proveedores de servicios de infraestructura informática y de almacenamiento aumentará a una CAGR del 10,9%, pudiendo llegar a 130.200 millones para el año 2026.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉