Primark arranca su ofensiva sobre los Estados Unidos

Según publica el portal fashionunited.es

Primark arranca su ofensiva sobre los Estados Unidos. La resiliencia y la fortaleza de las que hace gala el mercado estadounidense se han convertido en un canto de sirena frente al que, sobre todo en mitad de este periodo de incertidumbres abonado por la pandemia por coronavirus —la misma que sigue arrojando serias sombras sobre la recuperación del consumo en China—, ninguna compañía minorista parece ser capaz de resistirse.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Un embrujo frente al que ya han caído seducidas desde LVMH a Kering, pasando por Inditex, Mango o H&M, todas ellas ya inmersas en sus respectivos planes estratégicos para consolidar su presencia en este estratégico mercado, y a las que se acaba de sumar ahora la minorista europea Primark, cadena en propiedad del holding empresarial británico-irlandés Associated British Foods (ABF).

Activa y con presencia en los Estados Unidos desde que abriera su primera tienda en el país, a comienzos del mes de septiembre de 2015, en el histórico Burnham Building del centro de Boston, capital de Massachusetts y una de las ciudades más antiguas de todos los Estados Unidos, Primark iniciaba por entonces una primera fase de aproximación y acercamiento al mercado estadounidense que la llevaba a terminar sumando, al cierre de su último ejercicio de 2022, con fecha en este pasado 17 de septiembre, un total de 13 establecimientos en el país.

Una red comercial concentrada principalmente en la costa este de los Estados Unidos, en torno a las áreas metropolitanas de las ciudades de Nueva York, Boston y Filadelfia, con más allá de ahí tiendas en las áreas metropolitanas de Miami, en el estado de Florida, y de Chicago, en el estado de Illinois. Establecimientos que han venido soportando hasta ahora sus operaciones en el país, para en lo que ahora desde Primark acaban de oficializar la puesta en marcha de su nuevo plan estratégico de crecimiento de la cadena en los Estados Unidos. Una ofensiva en toda regla que la llevará a sumar 10 nuevos establecimientos, solamente a lo largo de su nuevo ejercicio fiscal de 2022/2023, como primer avance de una estrategia con la que esperan llegar a alcanzar el número de las 60 tiendas en los Estados Unidos, para 2026.

Para ir poniendo en su justo contexto los términos de esta ofensiva, entre los planes de Primark está, ya no solo el llegar a prácticamente duplicar, en solamente un año, su huella comercial en los Estados Unidos, sino acelerar hacia la construcción de esa red integrada por 60 puntos de venta; un número que supondría, a día de hoy, llegar a superar las 56 tiendas con las que cuenta la cadena actualmente en España.

Mercado que se destaca como el segundo más importante para la compañía, a escala global, manteniéndose únicamente por detrás del mercado británico y de su red comercial integrada por 191 establecimientos.

Unos valores como mercados estratégicos que ni mucho menos tienen decidido relegar a un segundo plano desde la dirección de Primark, en lo que, en compañía con este ambicioso plan de expansión dentro de los Estados Unidos, ha terminado dando lugar igualmente estrategias de crecimiento y consolidación similares para mercados estratégicos en Europa, comprometiendo inversiones de hasta 140 millones de libras para la optimización de su red comercial en Reino Unido, así como de otros 100 millones de euros para las de Francia y España, respectivamente.

Nueva York, la piedra angular de la ofensiva de Pirmark en Estados Unidos

Como parte así pues de esta misma estrategia, y de esa lista de 10 nuevos puntos de venta que la cadena ya ha anunciado que pretende llegar a inaugurar a lo largo de este nuevo ejercicio fiscal, con la clara intención de tomar impulso sobre las bases de esta campaña de Navidad desde Primark ya han pasado a abrir las puertas de 3 nuevos puntos de venta, de esos 10 prometidos, en los Estados Unidos. Establecimientos cuyas inauguraciones han venido de este modo a marcar oficialmente la puesta en marcha de esta nueva ofensiva en el país, todos ellos ubicados dentro del área metropolitana de Nueva York.

En este contexto, a mediados del pasado mes de noviembre abría las puertas de la nueva tienda de Primark en el centro comercial Roosevelt Field Mall de East Garden City, en Long Island. Una primera apertura a la que le seguía el 1 de diciembre la de la nueva tienda de la cadena en Jamaica Avenue, en el corazón del barrio neoyorquino de Queens; y la del pasado 20 de diciembre en el interior del centro comercial City Point del barrio de Brooklyn. Un establecimiento de más de 4.550 metros cuadrados, cuya inauguración cerraba esta primera ronda de aperturas con las que desde Primark han decidido reforzarse de cara a esta campaña de Navidad en los Estados Unidos, y que, valoran desde la misma cadena de modas, permite a la cadena pasar a operar desde una situación estratégica dentro de la principal arteria comercial de Brooklyn, siendo la misma de un fácil y directo acceso hacia y desde Manhattan.

“Los neoyorquinos han estado experimentado con la ‘Primamanía’ más que nunca esta temporada, y por ello estamos muy emocionados de sumar a la comunidad de City Point a nuestra familia en crecimiento aquí en los Estados Unidos”, entraba a remarcar Kevin Tulip, presidente de Primark US, a través de un comunicado emitido con motivo de la apertura de esta nueva tienda de Primark en los Estados Unidos. “La reacción de lo consumidores a nuestras otras cuatro tiendas en el área metropolitana de Nueva York ha puesto en evidencia que existe un abrumador deseo por la oferta y los precios líderes de Primark”, y esta nueva “ubicación nos permitirá llevar todo eso a un influyente grupo de compradores en Brooklyn, y a una para de metro de Manhattan”.

Alcanzado los 60 puntos de venta en EEUU, para 2026

Tras esta última oleada de aperturas, la cadena minorista, especialmente popular por su apuesta de productos a precios “altamente competitivos”, termina por alcanzar ya el número de las 16 tiendas en los Estados Unidos. Establecimientos de los cuales 5 se encuentran ubicados en el área metropolitana de la ciudad de Nueva York, una escena que de este modo se destapa como la palanca que están empleando desde Primark para, desde aquí, tomar impulso en su particular conquista de los Estados Unidos. Un mercado de este modo llamado a jugar un papel cada vez más relevante y estratégico dentro del modelo de negocio de la multinacional de la moda, participando, con su futura red de 60 puntos de venta a los que aspiran desde Primark, de una manera destacada de los planes trazados por su dirección de llegar, para ese mismo año de 2026, a contar con una red global de 530 puntos de venta, reuniendo de entre todos ellos ya, tras su inauguración en City Point, un total de 416 puntos de venta a escala global, repartidos por los Estados Unidos y un total de 15 países de Europa, tras su reciente desembarco en Rumania con su primera tienda en el centro comercial ParkLake de Bucarest.

Mientras tanto, y manteniéndonos con el foco puesto en los Estados Unidos, como parte igualmente de esta ofensiva ya se han anunciado nuevas aperturas en Miami; en el centro comercial Crossgates Mall de Albani; en el Walden Galleria de Búfalo; en el centro comercial Jersey Gardens de Nueva Jersey; en el centro comercial Arundel Mills de Hanover, en el área metropolitana de Baltimore; en el centro comercial Green Acres Mall de Valley Stream; o en el centro comercial Queens Center de Queen, establecimiento para el que acaba de sellar el contrato de arrendamiento, y cuya apertura servirá para consolidar todavía más la posición de Primark dentro de la escena minorista del área metropolitana de la ciudad de Nueva York.

Primark.

“Estamos entusiasmados con el futuro de Primark en Nueva York, en vista de que nuestras actuales tiendas han demostrado el importante papel que podemos llegar a desempeñar en la región como una minorista asequible e inclusiva, recuperando el ‘allure’ de las tiendas físicas”, remarcaba a este respecto el mismo Kevin Tulip. “Primark ofrece a los compradores una oferta asequible sin sacrificar la calidad”, trata de subrayar. “Ya sea que estén comprando sus propios artículos esenciales, las últimas piezas en tendencia, o cumpliendo con la lista de regalos de sus seres queridos, contamos con algo para todos los miembros de la familia y estamos comprometidos a ofrecer le mejor valor en la escena física”, apostilla el presidente de Primark para el mercado estadounidense.

“Seis años después de abrir nuestra primera tienda en Boston, está claro que a los consumidores de Estados Unidos, desde Florida hasta Chicago, les encanta la oferta única de Primark”, destacaba a comienzos de noviembre de hace un año Paul Marchant, director ejecutivo de Primark, anunciando con sus declaraciones las intenciones de la cadena por pasar a reforzar su presencia en este mercado estratégico. Con una cartera por entonces de “13 tiendas operando realmente bien, parece que hemos asentado unas sólidas bases desde las cuales acelerar nuestra expansión en el mercado estadounidense”, apuntaba, al tiempo que confirmaba parte de estas nuevas aperturas realizadas y/o en proceso de terminar de abrir sus puertas dentro de la región de Nueva York. Unas “importantes incorporaciones a nuestra oferta”, para las que “el equipo está trabajando arduamente con el objetivo de convertir el gran potencial de crecimiento que observamos en el mercado, en más nuevas tiendas de Primark, y en más leales clientes”.”El futuro de Primak”, apostillaba por entonces Marchant, “se vislumbra brillante en los Estados Unidos”.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉