Paloma Barceló se apoya en el retail y el extranjero para facturar 27 millones de euros en 2022

Interior de tienda de zapatos, mesas y sillas blancas, personas sentadas conversando

La compañía alicantina de calzado ha registrado un crecimiento del 60% en el último año y cerró 2021 con unas ventas de 12,6 millones de euros. La empresa opera con dos marcas propias y produce para terceros.

Paloma Barceló se recupera de la pandemia. La compañía de calzado, con sede en Alicante, tiene previsto superar los niveles de ventas prepandemia este año apoyada en la expansión internacional, la apertura de nuevas tiendas y el desarrollo de su marca Eqüitare.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Con estos planes, la empresa tiene previsto finalizar 2022 con unas ventas de 27 millones de euros. En 2021, la empresa creció un 60%, hasta 20 millones de euros, frente a los 12,6 millones de euros del año anterior.

El grupo opera con dos marcas propias, Paloma Barceló y Eqüitare, que puso en marcha a principios de 2020 dirigida a un público más joven y se comercializa a través de los puntos de venta en nueve centros de El Corte Inglés, además de el canal online . Además, la compañía sigue produciendo calzado para terceros a través de la sociedad Cosi Cosi Footwear.

El grueso de la facturación procede de la marca Paloma Barceló, que ingresó doce millones de euros en 2021, tres millones de euros a través de retail y doce millones de euros a través del canal multimarca, y que este año aportará el 65% de las ventas del grupo.

Aunque el multimarca continúa siendo el principal canal para la empresa en los últimos años ha desarrollado una red de retail con tiendas en la calle Claudio Coello de Madrid, otra en Barcelona, en Rambla Catalunya, un establecimiento en Puerto Banús y dos tiendas en Miami, una que acaba de abrir. Además, la empresa también está presente en El Corte Inglés con un corner en el centro de la Castellana

Los planes de la empresa pasan actualmente por reforzar su presencia en el mercado norteamericano, el segundo más importante para la empresa. La compañía, que cuenta con oficinas en Nueva York, tiene previsto abrir en Los Hamptons, Los Ángeles o San Francisco.

La compañía, además, acaba de fichar a un responsable para el negocio multimarca fuera de España con el objetivo de entrar en el mercado asiático a través de China y en Oriente Próximo con aperturas en Dubái y Kuwait. En Europa, el principal mercado para Paloma Barceló es Italia, donde concentra el 55% de sus ventas.

El grupo fue fundado en 1960 de la mano de Manuel Barceló como una empresa especializada en la fabricación de alpargatas para terceros. En 2000, la empresa inició el desarrollo de sus marcas propias con el lanzamiento de Paloma Barceló.

Actualmente, la empresa está liderada por la segunda generación de la familia fundadora: Manuel Barceló dirige la gestión, el diseño y las ventas internacionales, José Barceló se encarga de la producción, y Luisa Barceló, de la administración. La compañía cuenta con una fábrica propia en Elche.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉