Liwe Española ajusta su retail con 21 cierres y se acerca a ventas de 2019

ventas minoristas de moda

Liwe Española ajusta su retail con 21 cierres y se acerca a ventas de 2019, Liwe Española se ajusta para encarar la recuperación. La compañía murciana, que cotiza en el mercado de corros y opera con la cadena Inside, ha aprovechado el último ejercicio para continuar reorganizando su red de retail para ganar rentabilidad, y se acerca ya a niveles de ventas pre-Covid en términos comparables.

“2021 ha sido un año difícil, pero que hemos aprovechado para poder pulir y mejorar nuestro parque de tiendas, optimizando los recursos y rentabilizándolos”, explican desde la compañía a Modaes.es.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

En superficie comparable, Liwe Española ha anotado un crecimiento del 25% respecto a 2020 y se ha quedado a sólo un 3% respecto a 2019. En total, la facturación ha aumentado un 23% en relación al año de la pandemia. En 2020, la empresa facturó 101,7 millones de euros, frente a los 145,1 millones de euros de 2019.

Liwe ha aprovechado los últimos dos años para acelerar el ajuste de su red de tiendas y acelerar su digitalización

La compañía ha retomado la senda del crecimiento pese a haber continuado con la reorganización de su red de retail, cerrando tiendas menos rentables. En 2020, la compañía echó el cierre a 48 establecimientos, y en 2021 ha cerrado 21 tiendas más, hasta 378 puntos de venta.

Sin embargo, la tienda online ha compensado el descenso y ha multiplicado por tres sus ventas respecto a 2019. Liwe confía en que, de cara a 2022, el ecommerce mantenga “crecimientos similares”.

A falta de cerrar el resultado neto, las previsiones de la matriz de Inside pasan por rozar el punto de equilibrio. En 2020, el grupo anotó unas pérdidas de 24,7 millones de euros, pero desde el segundo trimestre de 2021 comenzó a mejorar su rentabilidad.

La empresa prevé cerrar el ejercicio 2021 en el punto de equilibrio

“Estos dos años los hemos aprovechado al máximo y nos han servido para dar grandes pasos en la transformación digital de la empresa, estando inmersos en grandes proyectos que a lo largo de 2022 verán sus frutos, que nos permitirán optimizar stocks en tienda, gestionar mejor a los equipos y reducir costos logísticos”, subrayan desde la empresa.

De esta forma, el grupo confía en que lo peor de la crisis ha quedado atrás y subraya que ha dedicado los últimos años a construir una empresa más fuerte para encarar los próximos años de recuperación.

De la confección a la subcontratación y del multimarca al retail

Los orígenes de Liwe Española se remontan a la década de los sesenta, cuando los hermanos José y Ángel Pardo Cano pusieron en marcha la sociedad Josepal y levantaron su primera fábrica donde confeccionaban pantalones de vestir.

En 1973, Josepal se convirtió en Confecciones Liwe e inauguró una nueva planta de producción de 17.000 metros cuadrados. La actual Liwe Española, que en 1989 se convirtió en la primera empresa murciana en dar el salto a la bolsa, comenzó su trayectoria especializada en la producción de pantalones mediante la marca Liwe.

La empresa comenzó a crecer con marcas como Pepe Pardo, Grin’s (vaqueros), Canallas (niño), Sólido o Unifor y llegó a contar con más de 800 empleados. Sin embargo, en los ochenta la empresa se reestructuró y eliminó su estructura fabril en España.

A partir de la década de los noventa, la empresa dio un nuevo giro a su modelo, comenzando a tejer una red de distribución propia. En 2005, la empresa registró la marca Inside, con la que abandonó el canal multimarca y comenzó el desarrollo de una cadena de tiendas dirigida al público joven con moda a precios asequibles.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉