La influencia de la IA en las tiendas

tiendas

La influencia de la IA en las tiendas, la incorporación de tecnología permite tener “ojos en la tienda” y aporta claros beneficios en la ejecución de la última milla: previene los quiebres de stocks, mejora la productividad del personal y agiliza las operaciones de la tienda.

De vez en cuando, una aplicación de tecnología provoca un cambio de paradigma en toda una industria. Tomemos como ejemplo los navegadores GPS, que hicieron que nuestros viajes diarios fueran más eficientes, o la tecnología en la nube que cambió el concepto del almacenamiento de datos.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

«En la industria minorista, la digitalización de las góndolas en las tiendas para automatizar la gestión de la implantación y el control de stock utilizando tecnologías de inteligencia artificial (IA) y el reconocimiento de imágenes, el Internet de las cosas (IoT) y la realidad aumentada (AR), promete no solo cambiar la forma en que los retailers tratan estos procesos, sino también cómo compran los consumidores en las tiendas”, explica un estudio de Deloitte.

“Ojos en la tienda”

La tecnología de reconocimiento de imágenes permite capturar y analizar la información de la góndola en tiempo real, facilitando información a los retailers sobre la presencia del producto, los quiebres de stocks, etiquetas correctas de precios o sobre el cumplimiento de los planogramas. Este innovador método de monitorización de la tienda facilita datos antes no disponibles para optimizar la toma de decisiones.

“Por ejemplo, un gran operador de supermercado descubrió que sus quiebres de stock persistían durante 31 horas antes de que se tomaran medidas correctivas. Tras digitalizar sus góndolas con la tecnología de reconocimiento de imágenes, consiguió reducir la duración de las roturas de stock a menos de nueve horas, y aumentar la disponibilidad en lineal en torno a un 14%”, indican los expertos de Deloitte.

A tener en cuenta

La tecnología de reconocimiento de imágenes tiene multitud de aplicaciones, en función de su grado de complejidad o especialidad técnica. Por ejemplo, la implementación de una solución básica de reconocimiento de imágenes permite replicar los procesos de auditoría y control manuales que se llevan a cabo en las tiendas, simplemente detectando los huecos vacíos en el lineal. Desde Deloitte señalan que “hoy en día, la tecnología permite ir mucho más allá”.

Pero, antes de iniciar la transformación digital del punto de venta, aclaran, se deben considerar algunos factores a la hora de evaluar la multitud de soluciones o aplicaciones de la tecnología del reconocimiento de imágenes:

-Base de datos de productos: El aspecto más importante de una solución de reconocimiento de imágenes es su base de datos de imágenes de productos que permitan comparar. Por este motivo, antes de implementar la solución es conveniente determinar su alcance, y la facilidad de integración en los sistemas y herramientas actuales.

-Costos iniciales y operativos: Las soluciones de monitorización de la góndola deberían implementarse en un número considerable de tiendas, por lo que una solución viable es aquella que no implica una inversión significativa por tienda.

-Consideraciones operativas: En primer lugar, la solución implementada debería producir resultados comparables en diferentes formatos de tienda de tiendas, grandes y pequeñas. Además, la conectividad interna o el ancho de banda no debería suponer una traba para trabajar y analizar con las imágenes que se recopilen desde un dispositivo.

-Impacto en la mano de obra de la tienda: La automatización del control e inventariado de los lineales permitirá que el personal de tienda reinvierta ese tiempo y esfuerzo en otras tareas de mayor necesidad, o de mayor valor añadido; permitiendo así poder enfocarse a la mejora de la experiencia de compra del cliente.

-Madurez del proveedor de la solución: La madurez de las capacidades de aprendizaje automático del proveedor y su experiencia en la implementación de soluciones en diferentes entornos, categorías y formatos de tienda son indicadores importantes de éxito.

Tener la tecnología adecuada

Las soluciones de reconocimiento de imágenes incorporan varios métodos y tecnologías para capturar lo que sucede en la góndola:

-Cámaras fijas, habitualmente se colocan en los estantes, o incluso en las puertas de heladeras. Este tipo de dispositivo permite capturar imágenes de una forma periódica, cuya frecuencia será determinada de forma previa a la implementación de la solución.

-Los robots pueden navegar por la tienda de forma autónoma y capturar imágenes de áreas donde las cámaras no se pueden implementar fácilmente.

-Las aplicaciones móviles resultan muy útiles para aquellas ubicaciones que son difíciles de equipar con dispositivos fijos.

-Los datos de crowdsourcing de un gran grupo de compradores/ shoppers pueden ser útiles para obtener información de la competencia en relación con la implantación de los lineales, la estrategia promocional o la estrategia de precios.

En esta línea, tanto desde Deloitte Digital recomiendan implementar un enfoque híbrido según las necesidades específicas del punto de venta. Ignacio Moreno, director de Deloitte Digital, afirma que “no se trata de discutir o valorar si la aplicación de esta tecnología supone beneficios, sino de buscar el mix del hardware más adecuado para cada tienda, ya que los resultados y los beneficios son incuestionables. Aunque es necesario realizar un Business Case de cada caso particular, personalmente, creo que es más eficaz y beneficioso implementar la solución a través de minicámaras embebidas en las baldas, o bien posicionadas en el techo”.

La tienda del futuro

“Este enfoque de tener ‘ojos en la tienda’ tiene claros beneficios en la ejecución de la última milla: previene los quiebres de stocks, mejora la productividad del personal y agiliza las operaciones de la tienda. Pero esto es solo el principio. El conocimiento de lo que ocurre en la góndola en tiempo real abre un gran abanico de casos de uso a los retailers, todos ellos muy encaminados a proporcionar al comprador una experiencia de compra sin fricciones”, señalan desde Deloitte.

Los expertos añaden: “Imaginemos poder proporcionar a los compradores la posibilidad de entrar en la tienda y ser guiado al pasillo correcto a través de la localización basada en Realidad Aumentada; obtener recomendaciones de producto según las preferencias personales, cómo por ejemplo ‘sin gluten’; recibir alertas de disponibilidad en tiempo real antes de que su producto favorito se agote; o incluso recibir promociones personales en función de sus preferencias o del lugar exacto de la tienda en el que se encuentra en ese mismo instante”.

“En definitiva, la tecnología está equipando a los retailers con las herramientas para mejorar las operaciones de click-and-collect y para diseñar experiencias de compra futuristas; pero para llegar a poder ofrecer estas funcionalidades, primero se deben tener cubiertas correctamente las operaciones básicas explicadas anteriormente”, concluyen desde la consultora.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉