Juan y Nacho, creadores de la éxitosa Blue Banana, abren PDV en Málaga

Interior de tienda de ropa blue banana

Según publica el portal el espanol

La joven marca abre una tienda física en calle Especerías, 3, en pleno Centro histórico de Málaga.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Málaga dará la bienvenida este viernes a una nueva marca de moda en sus calles del Centro histórico. El próximo día 9 de septiembre abrirá en calle Especerías su primer local en la provincia Blue Banana, la firma de moda que crearon en 2016 y de manera totalmente online dos jóvenes, Juan Fernández-Estrada y Nacho Rivera.  Con el último hemos podido charlar en exclusiva antes de la apertura.

Las decisiones a la hora de abrir una tienda física de Blue Banana son siempre muy similares, según relata Rivera. Se centran en ciudades que les hayan funcionado en la venta online para ir «sobre seguro», así como en otros factores como ver a qué público se dirigen. «Pero con Málaga hay un añadido. Málaga tiene una cosa que no se puede tangibilizar, está cogiendo carrerilla posicionándose como una ciudad muy importante con mirada internacional, crece muy rápido«, expresa.

Ha sido muy complicado para ellos encontrar un local que se adaptara a sus necesidades. «Empezamos a buscar en 2021 y no encontramos nada que nos cuadrase. Abrimos en otras ciudades y ya este año dimos con este local que nos venía bien tanto a nivel de renta -estas están un pelín disparatadas-, como de tamaño -cada vez tienen que ser más grandes por el aumento de la colección-, como de ubicación -en pleno Centro-«, explica.
Para Nacho y su socio, el objetivo que tiene Blue Banana es mostrar a las nuevas generaciones que cada día de su vida «puede ser una aventura» saliendo de la monotonía. Montaron la empresa cuando ambos estaban estudiando Administración de Empresas, pero son amigos de toda la vida.
Unieron sus ahorros, apenas unos 3.000 euros, y decidieron comprar camisetas en el país vecino, Portugal. Amigos y familia comenzaron a poner las bases de lo que iba a ser un gran batallón de seguidores que les han hecho crecer casi igual de rápido que lo hace la ciudad de Málaga.

Crecieron gracias, particularmente, al mundo de las redes sociales. Nacho echa de menos aquel Instagram de 2014 que te enseñaba a tus amigos y no el actual, dominado por los algoritmos.

«Pese al sufrimiento que tenemos con esto las marcas, lejos de quejarnos, seguimos trabajando en crear un contenido que genere más impacto y que aparezca en el feed de la gente porque les guste lo que hacemos. Es muy complicado, pero en ello estamos. Las redes son un altavoz de la marca, nosotros las usamos así», explica.

Sobre la tienda de Especerías Nacho desvela poco. Prefiere que el público entre y la descubra. Intentan que las tiendas respiren todas la misma esencia, como ley básica del branding, pero siempre tratan de aportar un toque diferente a cada una de ellas. «Nosotros estamos muy metidos en la aventura y el deporte y justo esta tienda va en la línea del aire, el viento y un poco la línea de ese tipo de deportes. ¡Y no cuento más!», bromea Rivera.

Tienen como objetivo que la persona que pase por delante del local, tenga 15, tenga 30 o tenga 75 años, tenga interés y, sobre todo, «curiosidad» por entrar. «Hay quien no sabe qué estamos vendiendo dentro, si Red Bull, ropa o GoPros. Vendemos la experiencia como una incógnita -su logo es una X-. La mayoría de las tiendas tiene unas pantallas que te hacen ver que algo está ocurriendo dentro, pero no te muestran todo», explica el cofundador.

Es la sexta que abren en nuestro país y ya no temen al mundo del retail. Se han asesorado muy bien en un mundillo técnico y complicado. «Tenemos un equipo que lleva mucho tiempo en el sector.

Cuando abres la primera tienda física te das cuenta de que parece que abres otra empresa. Tiene mucho trabajo. Pese a ello, nosotros hemos trabajado por mantener la visión digital.

Estamos innovando muchísimo, incluso saltándonos reglas básicas del retail como que al pagar vayas al mostrador y te den el tique en papel. Tratamos de llevar todo a lo digital de forma que nos convirtamos en una empresa omnicanal».

Empezaron siendo dos personas y ahora son casi setenta. Nacho se ríe cuando mira atrás. «¡Pues era más sencillo de gestionar antes, eh!», espeta bromeando. «Ya en serio, cualquier parte del proceso es complicada, pero son épocas totalmente diferentes.

Al principio no teníamos visibilidad y el reto era darse a conocer y ahora seguimos intentando que nos conozcan aún más, sobre todo a nivel internacional, trabajando para mantener un servicio de calidad, generar contenido de impacto, sacar productos que gusten a la gente y todo ello mejorando en términos sostenibles«.

Riesgo

El plan de expansión de tiendas físicas iba a empezar en 2020, pero llegó el confinamiento. Lejos de posponerlo, pensaron en frío y «de manera racional». «Teníamos claro que esto iba a acabar pasándose.

No nos quisimos dejar llevar por la situación», cuenta Nacho. Sin pensárselo, decidieron abrir tiendas en un momento en el que mucha gente cerró las suyas, en un panorama que les favorecía, aunque suene duro. «Ahora parece obvio, pero decirle a tu familia que tres meses después del confinamiento, en plena pandemia, íbamos a abrir tiendas… fue difícil que nos entendieran», confiesa.

Y con el riesgo consiguieron cerrar 2020 con casi cuatro millones de facturación. Lograron acabar 2021 con 7,3 millones y ahora tienen como objetivo cerrar este año superando los diez millones. «Esperamos llegar, pese al vencimiento que supone el retail. Nos queda la parte más potente del año para nosotros, Black Friday y Navidad, que supone casi un 35% del total«, cuenta.

Respecto a lo que queda de año, además, esperan abrir dos tiendas más en territorio nacional que le permitan asentar toda la estructura de retail que califica como «prácticamente nueva» para ellos. «Hace algo más de un año teníamos una y ahora tenemos cinco con la opción de acabar el año con ocho. Queremos que todo vaya rodado y, sobre todo, seguir perfilando nuestro producto, que queremos que esté al nivel de la marca».

Blue Banana es muy conocido por todos por sus camisetas y sudaderas con una X como protagonista en su logo. Pero, pese a ello, también tienen otro tipo de prendas como bañadores y bikinis, polos o camisas y una gran variedad de complementos como mochilas, calcetines, gorras o hasta carcasas de móvil y filtros de Instagram.

A los que sueñan con un proyecto como el suyo, asegura que «no hay tecla mágica». «No hay que desanimarse aunque las cosas no funcionen. A nosotros hay cosas que no nos han funcionado. Hay que dedicarle mucho tiempo, tener constancia y mucho sacrificio», zanja.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉