Catman: «Nos perdemos mucho al no identificar a tantos clientes»

 

Una jornada sobre el retail 4.0 organizada por Cognodata aborda la importancia de la tecnología y del Big Data en el comercio.

«No vale solo con adaptarse para crecer, hay que innovar para liderar». El retail poco a poco está avanzando al modelo 4.0, donde la tecnología y el Big Data deben ser ya más que protagonistas fundamentales en el devenir de las empresas. En ese sentido, la transformación y mejora del negocio de las cadenas de distribución alimentaria pasa por conocer mejor a sus clientes y solo con los macrodatos que pueden llegar a tener sobre ellos se puede ofrecer mejores experiencias de compra y saber mejor cuáles son sus necesidades.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

LEA TAMBIÉN: Catman: ¿Qué factores influyen a la hora de escoger un producto?

Daniel Encinas, director de Cognodata, apunta que «la tecnología se está adelantando a las necesidades de los negocios» y ve preciso que las empresas sepan aprovechar las novedades tecnológicas existentes para diferenciarse en sus respectivos sectores.

Durante una jornada organizada por la consultora el pasado jueves sobre el retail 4.0, Encinas valoró que el modelo de comportamiento de los retailers y de los consumidores ha cambiado, sobre todo, por las nuevas tecnologías. Es más, «el cliente necesita que los retailers se adapten», apuntó, subrayando que es fundamental analizar «cómo aplicar la tecnología lo mejor posible».

Saber recopilar, administrar e interpretar la gran cantidad de información que aporta el Big Data para los retailers siempre servirá, por ejemplo, para «conocer historiales de compras, para aportar a los clientes promociones más personalizadas o para crear programas de fidelización más avanzados». La tecnología actual puede llegar a identificar al 70% de los consumidores que pasan por una tienda, por ejemplo, con sus móviles. ¿Pero qué pasa con el 30% restante? «Nos perdemos mucho al no identificar a tantos clientes», reflexiona Daniel Encinas.

Por ello, el experto apuntó que hay que dirigirse a todas las fuentes de información que pueden servir para conocer mejor a los compradores. Redes sociales, pago electrónico, etiquetas y carritos inteligentes o sensores de movimiento en tiendas físicas son solo algunos de los recursos que ya pueden estar a disposición de los retailers para ampliar y mejorar su sistema de macrodatos.

Fuente: Gran Consumo


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉


 

Please enter your comment!
Please enter your name here