Catman: Ikea comprará los muebles de segunda mano a sus clientes

 

Ikea tiene planes para tus muebles. La empresa sueca especialista en muebles se une a la economía circular, una corriente que pretende alargar la vida de los productos volviendo a incluir en la cadena de valor los materiales que desechan, en este caso, sus tiendas y sus clientes.

Entre sus actuaciones, al más puro estilo Wallapop, la compañía va a empezar a comprar los muebles de segunda mano de sus clientes para venderlos después en sus tiendas con descuentos. Será en la sección El Desván de las Oportunidades, que posee cada uno de sus centros, donde comercializará los productos que ya compraron en su día en Ikea sus clientes, pero que ya no quieren seguir utilizando.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

LEA TAMBIÉN: Catman: Las promociones, menos atractivas para el consumidor

La compañía fundada por Ingvar Kamprad pondrá en marcha una prueba piloto con esta iniciativa el próximo 12 diciembre en sus tres centros de Madrid (La Gavia, Alcorcón y San Sebastián de los Reyes). Prevé extenderla al resto de España a lo largo de 2017.

¿Cómo vender mis muebles?

La categoría de productos que Ikea está dispuesta a comprar son: cajoneras, mesas, sillas, vitrinas, escritorios, estanterías, armarios y cómodas. No será necesario que se encuentren en catálogo. Eso sí, para ser adquiridos por la compañía, estos muebles tendrán que cumplir una serie de requisitos, como que no hayan sido modificados, que no estén rotos y que se entreguen montados. Presentar el ticket de compra no será obligatorio.

Para vender sus muebles a Ikea, el cliente sólo tiene que acceder al espacio que habilitará la cadena sueca en su página web, rellenar la solicitud y adjuntar las fotos del producto. Si la compañía le da el visto bueno al mueble, el propietario tendrá que llevarlo a la tienda Ikea en cuestión.

Los dueños recibirán un cheque regalo de Ikea como contraprestación, cuya cuantía dependerá «del estado del producto», ha explicado la responsable de Sostenibilidad de Ikea Ibérica, Mercedes Gutiérrez, este jueves en la presentación de la iniciativa.

El Desván de las Oportunidades de Ikea ya ofrece muebles con descuentos entre el 30% y el 50% del precio de venta. El precio de la compra del mueble será el mismo por el que Ikea venderá el producto a otro cliente, aunque gracias al ticket regalo logra así reinventir el dinero en su tienda. La empresa se ha puesto como objetivo comprar 600 muebles hasta el próximo mes de agosto.

Paga 10 céntimos por cada bombilla usada

En este sentido, dentro de su nuevo plan, Ikea pretende potenciar el reciclaje con la instalación de máquinas de recogida bonificada de bombillas. Así, una vez el cliente deposite la bombilla usada, que no tiene que haber sido comprada en Ikea, en el aparato podrá elegir entre obtener un descuento de 10 céntimos por unidad para su próxima compra en bombillas LED de Ikea o donar esa gratificación a un proyecto solidario. Las entidades adscritas son: ACCEM

Fuente: Libre Mercado


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉


 

Please enter your comment!
Please enter your name here