5 desafíos para el retail textil de España

Maquina de textil

5 desafíos para el retail textil de España, a pesar de su fuerte reconocimiento a nivel mundial, la moda española ha sido uno de los sectores más castigados durante la pandemia, un periodo que, además, ha impulsado la transformación de toda la cadena.

En este sentido, ID Logistics, operador de contract logistics a nivel internacional, analiza los retos que tiene el sector textil en los próximos años, en base a su expertise en moda, destacando cinco de ellos:

Banner_frasco-suscripcion-800x250

1. Año de recuperación. Los resultados del primer y segundo semestre de 2021 muestran resultados positivos, con incrementos de ventas por encima del 25%, según los últimos datos arrojados por el sector en la Feria Internacional de Moda, Textil, Calzado y Accesorios (Momad), y con una estimación realmente optimista para el segundo semestre del año. Las perspectivas son positivas y todo apunta a que el 2022 será año de crecimiento y en gran medida de consolidación para las marcas.

2. ‘E-commerce’. Se estima que la aceleración del comercio electrónico durante el comienzo de la pandemia supuso un avance vertiginoso de cinco años en las previsiones de volumen de negocio. El canal online ganó 2,7 millones de clientes y la penetración actualmente alcanza el 43,4% de la población residente en el país, según datos del ‘Informe de la Moda Online en España’. El rápido desarrollo de la oferta, la creciente confianza de los clientes en los sistemas de pago y el auge de los dispositivos móviles, también han contribuido a que la venta online sea el foco en el que se ha volcado futuro de las empresas.

3. Acumulación de ‘stock’. Según los datos del informe elaborado por la consultora McKinsey, la industria inició el 2021 con un 25% de su inventario sin vender cuyo valor económico estaba entre 140.000 y 160.000 millones de euros a nivel mundial. Este hecho ha propiciado cambios estructurales dentro del sector que busca nuevas fórmulas que le permitan establecer una producción más cercana, suministros más flexibles, colecciones más cortas, más básicas y menos sujetas a las temporadas.

4. Nuevo modelo de ‘retail’. La reconversión incluye, en algunos casos, el cierre de tiendas físicas y la transformación de muchos de estos puntos en showrooms interactivos, mucho más vinculados al comercio electrónico. Espacios donde inspirarse, ver y tocar el producto, pero con un nuevo enfoque. Puntos de venta que sirven de prescriptores y conductores al canal online. De esta forma el sector de la moda se adapta al cambio de comportamiento de los clientes y sus necesidades para seguir siendo competitivos y mantener la sostenibilidad del negocio a largo plazo.

5. Crisis logística y de suministro. Solo las empresas que tenían márgenes más amplios de producción de proximidad han podido mantener sus previsiones de volúmenes de negocio, lo que ha propiciado que algunas compañías tengan previsto en 2022 trasladar una parte de su producción a España o a países vecinos como Portugal o Marruecos, apostando por otros factores de valor añadido: más proximidad, gestión de proveedores locales, mejora en sus modelos de sostenibilidad y en muchos casos mayor calidad del producto.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉