Internet Of Things: LoRaWAN y Wi-Fi ven mayor integración con redes fijas y móviles

“Es todo cuestión de asociaciones”. La frase es de Donna Moore, CEO y presidenta de LoRA Alliance. En su presentación durante el evento virtual BCN 2020 LATAM SUMMIT la ejecutiva hizo hincapié en el desarrollo de LoRaWAN —una tecnología que viene creciendo rápidamente en el segmento de Internet de las Cosas (IoT)— y en la posibilidad de colaborar con otros tipos de redes. Su percepción es que el mercado es grande y habrá oportunidades para todos.

Moore repitió un concepto que nos recuerda a aquellos años dónde se promovía una red HetNet: dependiendo el caso de uso, se utilizará una u otra tecnología. Por eso, califica a los operadores de telecomunicaciones como un aliado estratégico —cabe recordar que los operadores ya han empezado a trabajar en opciones de integración con LoRaWAN—.  Moore parece asegurar que hay espacio para todos y que sólo es cuestión de encontrar la combinación de fortalezas tecnológicas que requiera cada caso de uso —lo mismo que no hace tanto en la industria nos planteábamos al analizar si desplegar LTE Cat-M1 o ir directamente con NB-IoT—.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Una percepción similar se escuchó en el BCN2020 en la boca de Tiago Machado, de la Wireless Broadband Alliance, una asociación que está trabajando en la colaboración entre Wi-Fi y 5G. Machado recordó que cada tecnología tiene deficiencias y fortalezas y, apuntó que “hay situaciones dónde 5G es mejor que Wi-Fi y otras dónde Wi-Fi es mejor que 5G. No se trata de uno u otro”, apuntó. La frase se enmarca en el próximo lanzamiento de Wi-Fi 6, una tecnología que tiene algunas características similares a la de las futuras redes 5G. Por ejemplo, en recientes pruebas de laboratorio, Wi-Fi 6E —la versión sobre espectro en 6 GHz— permitió velocidades de bajada de 26 Gbps y una latencia de dos milisegundos.

Claro que esta visión de dos organizaciones que fomentan tecnologías por fuera de la 3GPP no es inocente. Se trata de una posición que les permite encontrar un espacio entre los operadores que, hasta ahora, veían con recelo las tecnologías generadas fuera de sus instituciones habituales. Pero lo que vemos ahora es que los operadores también empiezan a acercarse a estas tecnologías, aunque no tan rápidamente como podríamos esperar. Mientras que los trabajos para ver cómo integrar LoRa empezaron hace poco, desde 2016 que WBA trabaja con los operadores para definir las arquitecturas, políticas y mecanismos para la convergencia en RANs. Actualmente, existen cerca de 30 empresas trabajando en pilotos sobre las distintas formas de integrar Wi-Fi con las redes móviles.Veremos si en el futuro, aunque la palabra haya pasado de moda, finalmente tendremos una red heterogénea.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉