Supply chain: Shanghái y Ningbo, los más activos en el transporte de contenedores

Puerto marítimo con contenedores de mercancía

Sin embargo, causa preocupación un rebrote Covid-19 en la provincia donde se encuentra el puerto de Xiamen

Las terminales de dos de los puertos de contenedores más concurridos del mundo empezaron a reanudar sus operaciones el martes tras un breve cierre debido al tifón Chanthu. Sin embargo, los analistas advierten que los retrasos y las interrupciones siguen siendo una preocupación más amplia en la cadena de suministro mundial, reportó SCMP.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Los vuelos y los servicios ferroviarios en Shanghái también empezaron a volver gradualmente a la normalidad el martes, según las autoridades locales. En tanto, el puerto de Shanghái como el de Ningbo-Zhoushan ya están atendiendo contenedores llenos en varias terminales, según declaraciones oficiales.

Chanthu, con vientos que seguían superando los 100 km/h el martes por la noche, pasó de ser un tifón fuerte a un tifón simplemente por la mañana, y se esperaba que permaneciera frente a la costa oriental de China hasta el jueves antes de continuar hacia el noreste, según el Centro Meteorológico Nacional de China. Se pronosticaba que las lluvias intensas y los fuertes vientos continuarían mientras tanto.

Sin embargo, a pesar de que el servicio se ha reanudado con relativa rapidez en los puertos marítimos más importantes, los expertos del sector prevén nuevos retrasos en el periodo previo a la ajetreada temporada de vacaciones, en la que la demanda de transporte marítimo mundial está en auge

«Cualquier cierre debido al clima, incluso uno temporal, podría ralentizar aún más las cadenas de suministro, que ya están al límite mientras los exportadores intentan enviar más antes de la temporada de vacaciones [hemisferio norte]», dijo Nick Austin, director de análisis del clima y meteorólogo senior de FreightWaves.

Hasta el viernes, antes de que comenzaran los cierres el domingo, había un total de 86 portacontenedores anclados frente a Shanghái y Ningbo, según datos de Lloyd’s List. TIBA China, un proveedor de logística de la cadena de suministro, también dijo que el breve cierre tendrá implicaciones de largo alcance.

«Es probable que los paros retrasen aún más los envíos y dañen las cadenas de suministro globales, que ya están luchando para hacer frente a las exportaciones récord de China, los efectos de los brotes locales de Covid-19 y la temporada alta previa a la ‘Semana Dorada’ [Fiesta Nacional que comienza el 1 de octubre]», dijo TIBA China.

De hecho, aunque los cierres de puertos por tifones son habituales, las implicaciones en la cadena de suministro global se amplifican ahora debido a la pandemia, ya que los puertos de todo el mundo se enfrentan a un volumen de tráfico masivo y a una menor eficiencia operativa debido tanto a las infecciones entre los trabajadores portuarios como a las estrictas medidas de control que han provocado graves atascos y congestiones.

Estos problemas se amplifican tanto en el puerto de Shanghái, el mayor puerto de contenedores del mundo, como en el de Ningbo-Zhoushan, el mayor puerto del mundo por volumen de carga, dado su tamaño y su importancia en el sector.

La concurrida terminal de Meishan en Ningbo-Zhoushan, por ejemplo, había reanudado sus operaciones durante sólo 18 días tras un cierre de dos semanas, luego que un trabajador portuario vacunado diera positivo de Covid-19.

Según un análisis de la analista de riesgos Russell Group, las exportaciones de ropa y equipos de oficina se encuentran entre los bienes más afectadas por los cierres temporales de los dos puertos.

«Ningbo ha estado cerrado dos veces, y el primer incidente causó estragos en la logística comercial mundial.  No me sorprendería que volviera a ocurrir», plantea Suki Basi, CEO del Grupo Russell. «El aumento de la exposición a la acumulación de puertos en toda la economía mundial es una grave preocupación para las empresas que dependen de los métodos de la cadena de suministro just in time«, añadió.

Alerta en el puerto de Xiamen 

El último brote de coronavirus en China, en la provincia costera de Fujian, está empezando a suscitar la preocupación de un mayor debilitamiento económico en el país, así como el cierre de más puertos, lo que podría tensar aún más las ya frágiles cadenas de suministro.

Aunque Fujian alberga numerosos puertos, incluido el de Xiamen, ninguno de ellos ha sido cerrado desde que los casos de coronavirus empezaron a aumentar en la provincia sureña a principios de esta semana.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉