Supply chain: Retailers en USA celebran la llegada de la temporada navideña

Después de casi dos años de pesimismo por la pandemia, los consumidores estadounidenses parecen dispuestos a gastar generosamente durante las fiestas de fin de año a pesar de las preocupaciones sobre la inflación y la disponibilidad de artículos.

Los minoristas han visto un fuerte interés de compra este otoño, con un robusto «regreso a clases» y ventas de Halloween que alimentan el optimismo sobre la temporada navideña, que comenzará esta semana con el «Black Friday».

Banner_frasco-suscripcion-800x250

«Todo indica que los consumidores estadounidenses están esperando celebrar la temporada navideña», dijo la semana pasada el presidente ejecutivo de Target, Brian Cornell. «Están ansiosos por reunirse con familiares y amigos».

Sin embargo, los precios de la gasolina han subido más del 60% respecto al año anterior, mientras que la fiesta de Acción de Gracias de este año costará aproximadamente un 14% más que en 2020, según la American Farm Bureau Federation, un grupo de lobby agrícola.

La escasez es otra preocupación.

En su conferencia sobre ganancias de la semana pasada, Target, Walmart y otras grandes cadenas minoristas ofrecieron garantías de que tendrían suficiente inventario ante los problemas de la cadena de suministro, que podrían dejar vacíos los calcetines navideños colgados en la chimenea.

Pero ciertamente habrá falta de las populares consolas de videojuegos y algunos productos electrónicos de alta demanda de Apple y otras compañías que actualmente son difíciles de encontrar.

Es posible que los clientes «no encuentren su primera opción», anticipó Richard Johnson, presidente ejecutivo de Foot Locker. Pero «si su tamaño, color o estilo no está disponible, han demostrado una propensión real a seguir comprando, (…) a encontrar el siguiente mejor producto».

– Envíos retrasados –

Las preocupaciones sobre la escasez aumentaron significativamente en octubre cuando la Casa Blanca anunció una iniciativa para ampliar el horario de servicio en los puertos de la costa oeste ante los atascos logísticos.

Desde entonces, hubo algunos signos de mejora. El puerto de Los Ángeles informó la semana pasada una caída de 35% en la cantidad de contenedores que permanecieron allí por nueve o más días.

En todo caso, los puertos son solo una de las fuentes del problema, señaló Jen Blackhurst, profesora de la Universidad de Iowa especializada en cadenas de suministro.

Advirtió que los clientes pueden notar vacíos en las tiendas o tener problemas con los pedidos que no llegan a tiempo, también por problemas laborales, como la falta de conductores de camiones.

«No considero que vaya a haber una escasez masiva», reconoció. «Pero no creo que vaya a ser una temporada navideña normal».

La Federación Nacional Minorista proyecta un aumento de las ventas navideñas entre 8,5 y 10,5%, en tanto señaló que una temporada «estelar» dependerá en parte de si los comercios son capaces de reponer la mercancía que se agote.

– «Ya fue suficiente» –

Los minoristas tomaron medidas extraordinarias esta temporada, como importar y almacenar artículos antes de lo habitual, ordenar envíos por flete aéreo y, en algunos casos, incluso fletar sus propios barcos.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉