Supply chain: Logística verde puede reducir el impacto del eCommerce

ecommerce

En medio del cierre de la COP26, Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático del 2021, en la que se incentivó el uso del transporte ecológico, cabe preguntarse cómo la logística puede contribuir en la reducción de las emisiones de CO2, que están contribuyendo al calentamiento global.

En los últimos días ha empezado a destacar el concepto de Economía Verde, un modelo de desarrollo sostenible que considera el impacto medioambiental que generan las empresas, y de la que se hacen eco los consumidores, quienes comienzan a preferir marcas que se comprometan con esta causa. Como respuesta, surge la logística verde, donde se hacen esfuerzos para medir y minimizar el impacto ambiental de la actividad logística.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

En un artículo, Antonio Iglesias, profesor de grado y posgrado en ESIC y CEO en Logispyme, indicó que en la actualidad los clientes están pidiendo que haya cambios en el diseño de los procesos logísticos, y las empresas están respondiendo. De esta manera se interrelacionan variables como la ecología, sostenibilidad y responsabilidad social corporativa, por ejemplo.

Álvaro Loyola, Country Manager de Drivin -plataforma de planificación inteligente de rutas-, comentó que debido a la necesidad de entregar productos en el lugar y tiempos correctos, es necesario utilizar múltiples recursos en el proceso logístico como: personas, materiales, electricidad, almacenamiento y combustible para el transporte.

Todo esto, sin embargo, “tiene un gran potencial contaminante. Sólo el sector de la logística y transporte es responsable de aproximadamente el 14,4% de las emisiones globales de CO2, donde 1 kg de CO2 equivale a recorrer aproximadamente 9 km con un vehículo de gasolina común”, añadió Loyola.

Para minimizar el impacto ambiental, la logística puede acoger la perspectiva verde a través de algunas acciones como el reciclaje de los desechos, el transporte ecológico, los almacenes verdes y cambios en el uso de las materias primas.

Desde Drivin, Álvaro Loyola, agregó otras tres ideas:

  • Modernización de la flota: Los medios de transporte antiguos consumen más combustible y emiten más contaminantes, por lo que mediante el uso de nuevas tecnologías es posible minimizar las emisiones de gases hasta en un 80% y también reducir los gastos con diesel y gasolina.
  • Optimización de rutas: El uso de la tecnología para la optimización y creación de rutas inteligentes, permite un mejor uso de los recursos y la reducción de kilómetros recorridos, posibilitando entregas más rápidas, aumentando la satisfacción del cliente y emitiendo menores cantidades CO2.
  • Logística inversa y reciclaje: Las políticas de reutilización y reciclaje promueven la longevidad del uso de los recursos. Este proceso se puede llevar a cabo mediante el uso de la logística inversa: una práctica que requiere que los fabricantes y los consumidores tengan la responsabilidad compartida de la correcta disposición de los residuos generados por los productos consumidos.

Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉