Supply chain: GAP reporta pérdidas relacionadas a problemas en la cadena de suministro

Logo de GAP sobre fondo azul

El minorista con sede en San Francisco Gap Inc. anunció el martes una pérdida neta en el tercer trimestre de 152 millones de dólares, o 0,40 dólares por acción diluida, como consecuencia de los problemas en la cadena de suministro. En el mismo periodo del año anterior, el grupo había obtenido unos ingresos netos de 95 millones de dólares, o 0,25 dólares por acción.

En el tercer trimestre finalizado el 30 de octubre de 2021, las ventas netas de Gap ascendieron a 3940 millones de dólares, lo que supone una reducción del 1,3 % respecto a los 3990 millones de dólares obtenidos en el mismo periodo del año anterior y del 1,4 % respecto a los 4000 millones de dólares conseguidos en el tercer trimestre de 2019, el último tercer trimestre antes de que la empresa sintiera el impacto de la pandemia de coronavirus.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Según el minorista, su marca Old Navy se vio desproporcionadamente afectada por las interrupciones de la cadena de suministro, especialmente en la oferta para mujeres. Esto hizo que las ventas comparables de la marca cayeran un 9 % interanual, aunque subieron un 6 % en comparación con el tercer trimestre de 2019.

Por otro lado, Gap, marca insignia de la empresa, registró un aumento interanual del 7 % en ventas comparables y un aumento del 3 % en comparación con el tercer trimestre de 2019, mientras que Banana Republic vio como sus comparables crecían un 28 % en comparación con el tercer trimestre de 2020 y caían un 10 % respecto a hace dos años. En Athleta, las ventas comparables aumentaron un 2 % interanual y un 41 % en comparación con el tercer trimestre de 2019.

«Aunque entramos en el tercer trimestre con gran impulso, los problemas en la cadena de suministro afectaron nuestra capacidad para satisfacer plenamente la fuerte demanda de los clientes», comentó en un comunicado la CEO de Gap, Sonia Syngal.

Banner_mallyretail-800x250

«Aun así, invertimos concienzudamente en construir una relación de fidelidad duradera con los clientes apostando por el transporte aéreo para atender sus necesidades durante estas fechas de vacaciones y priorizando la oportunidad de crecimiento a largo plazo sobre el impacto en la rentabilidad a corto plazo», destacó.

En lo que va de año, las ventas de Gap ascendieron a 12150 millones de dólares, lo que refleja un aumento del 22,8 % respecto a los 9380 millones de dólares del mismo periodo en el año anterior y un incremento del 3,6 % respecto a los 11 710 millones de dólares registrados por la empresa hace dos años. El beneficio neto para el periodo de nueve meses fue de 272 millones de dólares, o 0,71 dólares por acción diluida, en comparación con las pérdidas de 899 millones de dólares, o 2,41 dólares por acción diluida, del año pasado, y los ingresos de 535 millones de dólares, o 1,41 dólares por acción diluida, de los primeros nueve meses de 2019.

De cara al futuro, Gap ha rebajado las previsiones financieras para todo el año en consonancia con los problemas de la cadena de suministro que sigue afrontando. La empresa espera que el beneficio anual diluido por acción se sitúe en un rango de entre 0,45 y 0,60 dólares en 2021, una cifra que incluye una pérdida estimada de entre 550 y 650 millones de dólares en ventas como resultado de las interrupciones, y de en torno a 450 millones de dólares en gastos de flete aéreo incurridos en un intento del grupo por sortear estos problemas.

Ahora se prevé que las ventas netas de todo el año aumenten aproximadamente un 20 % con respecto a 2020. En las estimaciones previas, Gap esperaba lograr un aumento cercano al 30 %.

En octubre, Gap contaba con 3459 tiendas en todo el mundo.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉