Supply chain: Costco, Walmart y Home Depot fletan portacontenedores

El CEO de Costco responde una pregunta crucial

De este modo, los grandes actores del retail esperar hallar otros puertos de entrada para evitar la congestión

La congestión de portacontenedores frente a las costas de los principales puertos ha ralentizado en gran medida la cadena de suministro del EE.UU., lo que ha conllevado a que los más importantes actores del retail busquen posibles soluciones antes de la ajetreada temporada de vacaciones de fin de año.  Es por ello que Costco, Walmart y Home Depot han empezado han optado por fletar portacontenedores por cuenta propia para así buscar diferentes opciones de puertos para importar sus productos.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Costco decidió fletar sus propios portacontenedores para evitar retrasos y mantener los costos bajos mientras la crisis mundial del transporte marítimo hace estragos. En detalle, director financiero de Costco, Richard Galanti, dijo que la empresa había fletado tres buques para importar productos de Asia a Estados Unidos y Canadá. Esto ayudaría a Costco a evitar gastar seis veces el precio normal en envíos o contenedores a través de terceros, dijo.

Además, informó que cada nave podría transportar entre 800 y 1.000 contenedores a la vez y que la empresa también había alquilado «varios miles de contenedores para utilizarlos en estos buques», dijo Galanti. En definitiva, Costco espera realizar unas 10 entregas a lo largo del próximo año utilizando estos buques, lo que supondría alrededor del 20% de sus importaciones desde Asia.

Crisis en las grandes cadenas de supermercados 

Las cadenas de supermercados forman parte de un gran grupo de minoristas que se enfrentan a una crisis de la cadena de suministro que está provocando retrasos y escasez. La caída de la demanda en el primer semestre de 2020, seguida de un repunte a finales de año, ha provocado retrasos, atascos en los puertos y bloqueos. La falta de contenedores y trabajadores portuarios ha empeorado la situación.

Al mismo tiempo, los minoristas se ven afectados por la escasez de camiones y conductores, lo que provoca más retrasos y mayores costos. «Los factores inflacionistas abundan», dijo Galanti. «Mayores costos laborales, mayores costos de flete, mayor demanda de transporte, junto con la escasez de contenedores y los retrasos en los puertos», enumeró.

Muchas compañías navieras y minoristas han tenido problemas recientemente con el enorme retraso de los bienes y pronto los consumidores podrían tener que soportar el peso de los precios más altos. La avalancha de interrupciones en la fabricación y el transporte de bienes ha amenazado con retrasos en los envíos y una escasez épica de los productos más demandados, y los especialistas en retail han instado a los consumidores a comenzar ya las compras navideñas.

«Estamos asistiendo a una oleada de compras inducida por la pandemia del consumidor estadounidense, como nunca hemos visto», aseguró recientemente Gene Seroka, director ejecutivo del Puerto de Los Ángeles.

La espiral descendente comenzó cuando los paros inducidos por el Covid-19 en Asia provocaron retrasos en el transporte y la producción. Esto creó una escasez de contenedores de transporte y se vio agravado por el espacio limitado de los centros de almacenamiento, los problemas de transporte y la escasez de mano de obra.

Por otro lado, más cargas de contenedores que normalmente entrarían por Long Beach están siendo redirigidas a los puertos de Oakland, Vancouver, Savannah o Houston, con el fin de eludir los retrasos.

Aunque podría llevar más de un mes seguir desenredando el embrollo global, los funcionarios del puerto de Long Beach dijeron que han ampliado el horario de funcionamiento, incluyendo el trabajo en fines de semana.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉