Regiones del Maule y Bíobío pierden competitividad ante dificultades en industria logística

 

La meso región que se extiende entre las regiones del Maule y Los Lagos en Chile, y en la cual se inserta la del Biobío, está perdiendo terreno en la competitividad, específicamente en el área de la industria logística y exportadora frente a su competencia natural como lo es Nueva Zelanda y Australia, debido a causas internas del país que lo han llevado a caer 10 puntos en el indicador Logistic Performance Index, LPI.

Las repercusiones sobre dicho panorama, y, a modo de ejemplo, son los costos logísticos en Chile que van del 18% a más del 30%. Mientras que en los países pertenecientes a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) oscilan entre el 9% y el 10%, según el Diario Concepción.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Esto no es menos relevante, dado que la industria exportadora de la meso región Maule- Los Lagos representa el 20% de las exportaciones nacionales y el 15,7% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional.

Es en respuesta a este dilema que el Gobierno impulsa el Programa Transforma Logístico Meso Regional de dicho territorio, el cual está presidido por Alcides Tapia desde la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) de Biobío, siendo uno de los hombres más conocedores de la materia.

«Chile hace bastante tiempo retrocede en los índices internacionales. Si tomamos las exportaciones, los otros países van a 100 Km por hora y nosotros vamos a 40. Naturalmente que nos estamos quedando atrás», argumentó Tapia, es por ello que esperan que la implementación de esta iniciativa revierta los negativos resultados obtenidos en el último tiempo.

En lo que fue el año 2007 Chile ocupó el puesto 32 a nivel mundial en el Logistic Performance Index. En el 2010 bajó considerablemente al casillero 49. En el 2012 asciende al 39. En el 2014 baja al 42 y ahora en el 2016 desciende, nuevamente, al lugar 49.

Cuatro objetivos

En la estrategia para levantar la decaída logística nacional, existen cuatro objetivos estratégicos que buscan seis impactos, que vienen a ser una verdadera terapia de shock.

«Hemos llegado a la conclusión de que con estos objetivos que tienen programas y proyectos llevaríamos una solución al tema logístico con más valor en tecnología, inteligencia, normativa adecuada y moderna. Hay infraestructura a desarrollar», precisó convencido el presidente del Programa Logístico Meso Regional de Maule-Los Lagos, Alcides Tapia.

El primer punto, en tanto, consiste en desarrollar una eficiente y sustentable infraestructura, apoyado por el desarrollo de una normativa actualizada. Esto acompañado con un programa de monitoreo de inversiones públicas y privadas estratégicas para la logística. También un nodo de transferencia de carga multimodal con una zona de actividades logísticas y de agregación de valor. En definitiva, la consigna es lograr el desarrollo de un plan maestro para las próximas cinco décadas.

En segundo lugar, sacar adelante el capital humano especializado y avanzado para la generación de conocimiento y de la tecnología que sea exportable al mundo, permitiendo la consolidación logística altamente eficiente, competitiva, de visibilidad en los mercados mundiales y de inversión y la transferencia de cargas mediante: desarrollo de un hub logístico para generar emprendimiento y tecnología de alto valor exportable.

La tercera línea dice relación con una industria logística sostenible y que sea valorada por la comunidad y el entorno.

El cuarto ítem hace referencia a crear procesos eficientes que faciliten y permitan disminuir costos logísticos, reducir tiempos de procesos, permitir la visualización mundial, propiciando la atracción de cargas de inversiones a la industria logística meso regional. Esto último, a través de un Logistic Community System (LCS).

El Impacto

De acuerdo al planteamiento del presidente del Programa Logístico Meso Regional de Maule-Los Lagos, hay un impacto esperado; que es el crecimiento de transferencia de carga, vale decir, un 10% sobre el crecimiento vegetativo, que viene a ser 3 millones de toneladas al año 10.

Generar empleo: La idea es que por cada mil toneladas se generen 10 empleos, lo que en 10 años se trasformarían en 30.000 puestos de trabajo.

Lo último apunta a reducir el ciclo exportador en dos días, es decir, de 21 a 19 días. Acto seguido, bajar el costo logístico en 1,23%. También ahorrar US$172 millones en una década con una inversión privada de US$20 millones en cinco años.

Fuente: Mundo Marítimo.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉


 

Please enter your comment!
Please enter your name here