Ómicron continúa tensionando la ‘supply chain’: China impone confinamiento

confinamiento civil para Shenzhen

Las autoridades locales han mandado un confinamiento civil para Shenzhenhub industrial en la provincia de Guangdong donde se aprovisionan gigantes de la moda como Shein y empresas tecnológicas como Tencent.

No hay tregua para el aprovisionamiento. Hoy, las autoridades locales de Shenzhen (Guangdong, China) han impuesto un confinamiento civil por el avance de casos de la variante ómicron en la ciudad, un importante hub de producción.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

La localidad al sur de China lleva desde el verano pasado intentando contener el avance del Covid-19, especialmente el de la variante delta. El auge de casos en la provincia llegó en mayo y, en junio, ya se habían impuesto medidas de contención como confinamientos que potenciaron la congestión en los puertos de Yantian, en Shenzhen, y en el canal de Suez.

De Guangdong salen el 24% de las exportaciones totales de China. Shenzhen y Guangzhou son el tercero y quinto mayor polo productivo del mundo por volumen, según datos de World Shipping Council recogidos por Cnbc.

Estas nuevas medidas añaden más presión a una cadena de aprovisionamiento ya tensionada desde mediados de 2021 y que se enfrenta ahora a nuevos retos causados por la guerra entre Rusia y UcraniaEl conflicto bélico tiene el potencial de continuar acelerando la inflación, que ya marcaba récords meses antes, y desestabilizar las divisas, además de encarecer las materias primas.

Ucrania alberga una creciente industria de la confección y el calzado, gracias a su acceso a los mercados de la Unión Europea y a su cercanía con Turquía. El país cuenta con más de 2.000 empresas de producción con 220.000 empleados, y exportó ropa y calzado por valor de 850 millones de dólares en 2019, según datos de la agencia pública Ukraine Invest.

El mandato se interpuso alegando que se registraron 66 nuevos casos de coronavirus en Shenzhen este domingo, según han declarado fuentes del Gobierno y ha adelantado la agencia de noticias AFP.

En la ciudad, que cuenta con una población de alrededor de 17 millones de personas, ya se había impuesto en los últimos días el cierre de locales de actividad no esencial y de restauración. Ahora, también se han prohibido la entrada y la salida del centro de la ciudad.

Shenzhen es un polo productivo de artículos tecnológicos en el que se aprovisionan grupos como Huawei y Tencent. En el sector de la moda, la plataforma de moda online Shein cuenta con una base en la ciudad, además de en Guangzhou, que también forma parte de la provincia de Guangdong.

 


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉