Los kits de prueba de Covid podrían ser difíciles de encontrar

Juez decidirá cuánto deben las farmacias por la crisis de los opioides

Si ha intentado comprar una prueba de COVID-19 para el hogar recientemente, es posible que se haya ido de la tienda con las manos vacías. Ha habido una escasez a nivel nacional de pruebas en el hogar que llegaron casi al mismo tiempo que la variante Omicron comenzó a alcanzar su punto máximo en casi todos los estados.

Debido a la transmisibilidad extrema de la variante Omicron, los hospitales se han visto desbordados con las admisiones y la cantidad de personas infectadas ha alcanzado números récord.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Un mandato anulado. En un intento por controlar el exceso de unidades de cuidados intensivos, la escasez de personal y el número de muertos, el presidente Biden instituyó un plan obligatorio de vacunación o prueba para empresas con más de 100 personas. Sin embargo, la administración de Biden recibió otro golpe cuando la Corte Suprema de EE. UU. anuló el requisito de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA). A pesar de que la Corte Suprema mantuvo el mandato para los trabajadores de la salud, fue una derrota aplastante para una administración empeñada en vacunar a la mayor cantidad de personas posible.

Desafíos de la cadena de suministro a seguir. La administración de Biden parece seguir decidida a presionar para que los casi 35 millones de estadounidenses no vacunados se vacunen.

Debido a que ya no se pueden requerir vacunas, en la mayoría de los casos, las empresas y organizaciones confían en las pruebas periódicas para controlar la propagación del virus. Sin embargo, con la escasez de kits de prueba en el hogar, la desesperación se hace cargo. Las salas de emergencia se están inundando de personas que buscan pruebas. En el momento en que las pruebas caseras llegan a los estantes de las tiendas, se compran en masa, lo que recuerda la fiebre del papel higiénico desde principios de la pandemia.

La orden de la Corte Suprema puede haber sonado como una buena noticia para las empresas preocupadas por la escasez de personal y la libertad personal de mantenerse sin vacunas; sin embargo, es probable que tenga consecuencias nefastas para una cadena de suministro de equipos de protección personal (EPP) que ya se ve obstaculizada por el COVID.

La decisión de la Corte Suprema podría tener un efecto dominó en las empresas que producen las pruebas, las empresas de envío y camiones que entregan esas pruebas a las tiendas y los empleados de las tiendas que venden las pruebas a los clientes. La escasez de material también juega un papel importante en la escasez de pruebas en el hogar.

Para mayor información, haz click aquí:


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉