Las expectativas de la cadena logística del Reino Unido tras el Brexit

 

Poner en práctica el resultado del referéndum en el que los ciudadanos del Reino Unido sellaron su salida de la Unión Europea, con un 51,9% de los votos (17.410.742) contra el 48.1% (16.141.241) a favor de la permanencia, tardará dos años de acuerdo al pacto de Lisboa. El impacto del resultado ha sido profundo en el ámbito productivo, y los actores de la cadena logística británica, no se distancian de la incertidumbre producida por la radical decisión.

“La economía es, por su propia naturaleza, un biosistema impredecible” sostuvo días antes del referéndum Gavin van Marle, editor de la publicación Loadstar, especialista en análisis de la cadena logística. “No sabemos si la economía del Reino Unido le iría mejor por dentro o fuera de la UE, pero el jugador en mí dice que no es un riesgo justificado”, sostuvo.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Más determinante en su apreciación fue Mike Wackett, consultor de la misma publicación, quien con anterioridad advirtió que “existe un consenso general de economistas y grandes empresarios que predicen que un voto ‘Out’ no sólo será una mala noticia para la economía del Reino Unido, sino también potencialmente desestabilizar la frágil recuperación de Europa y el choque de la economía mundial”.

Tras el resultado de la votación The Loadstar, recogió las primeras impresiones surgidas en este ámbito productivo en el Reino Unido.

Kevin Buchannan, director general de Pall-Ex Group, expresó la decepción por el resultado de la votación que comparte con muchos en la industria de la carga del Reino Unido: «Nos mantenemos firmes en nuestra creencia de que la cadena Logística del Reino Unido será profundamente afectada por el resultado del referéndum, ya que siempre se basó en una eficiente red logística internacional.  Puestos de trabajo, el comercio y la inversión tienen muchas probabilidades de ser afectados», pronosticó.

Incremento de costos

La Freight Transport Association (FTA) advirtió que probablemente el Brexit sea acompañado por altos costos de la cadena logística, «un ejemplo son los cuadernos internacionales de aduanas de transporte por carretera, que fueron utilizados por última vez por el Reino Unido en 1992 y que son necesarios para que los bienes se muevan bajo control aduanero a través de fronteras internacionales», señaló la organización.

El director ejecutivo de la FTA, David Wells, señaló: «A pesar de que estamos saliendo de la Europa, sigue siendo nuestro mayor mercado de exportación y el proveedor de una gran proporción de nuestras importaciones. No podemos permitir que las nuevas cargas burocráticas que obstaculizan el movimiento eficiente de las exportaciones se dirijan a los clientes y los bienes importados destinados a los consumidores británicos”.

Por ello enfatizó que «el Gobierno tiene dos años para garantizar las condiciones impuestas actualmente a otros estados no miembros de la UE, como Albania y Serbia, no sean impuestas a los flujos de carga del Reino Unido”.

Por su parte el director ejecutivo de la British International Freight Association (BIFA), Robert Keen señaló: «BIFA es un organismo neutral y ahora observa las formas en que podemos apoyar a nuestros miembro, ya que los próximos cambios legislativos se ponen de manifiesto de aquí, al día en que el Reino Unido haga efectiva su salida”.

Sin embargo, matizó las posiciones más negativas al señalar que «hoy en día el Reino Unido sigue siendo un miembro de la UE y es demasiado pronto para comenzar la especulación sobre el resultado de aquí a dos años respecto a las negociaciones sobre ofertas y circulación de bienes comerciales».

Fuente: Mundo Marítimo.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉


 

Please enter your comment!
Please enter your name here