El estrés laboral en los encargados de la logística y comercio electrónico

logistica-4-0

Según publica el portal Logística 360 el estrés laboral es uno de los principales problemas entre los ejecutivos y colaboradores que cargan con diferentes responsabilidades, y cuya toma de decisiones, es fundamental para el correcto desempeño de las compañías en las que trabajan.

Según ESAN, el estrés genera alteraciones considerables en cuanto a la productividad y la competitividad de las empresas, por ello, es un tema relevante que debe ser tomado en cuenta no solo para asegurar el correcto funcionamiento de las organizaciones sino para cuidar al talento humano.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

La pandemia y, por ende, el confinamiento, implicó desafíos para toda la población. Los ejecutivos tuvieron que adaptarse a nuevas formas de seguir cumpliendo con sus funciones de manera eficiente y lidiar, a la vez, con la cuarentena obligatoria.

En ese sentido, Orlando Carrillo, gerente de Talento Humano en Indurama, comenta que la incertidumbre es uno de los principales factores que genera estrés, “la pandemia ha traído mucha incertidumbre, al principio no se sabía qué iba a pasar, los ejecutivos temían por su empleo y evidentemente, por su salud. No teníamos respuestas, lo que hemos hecho es reaccionar ante las circunstancias”.

En el caso del sector logístico, esto se evidencia en el aumento de las ventas por comercio electrónico y en la relevancia de la logística de última milla para las entregas a domicilio. Según la Cámara de Comercio Electrónico (CAPECE), la industria del e-commerce creció 55 % en 2021, moviendo un total de US$ 9,300 millones el año pasado. En ese marco, los profesionales de logística enfrentaron retos importantes, pues al contrario de otros sectores y áreas de trabajo, el transporte y el comercio online tuvo una expansión y mayor demanda durante este periodo.

Para Víctor Cisneros, Gerente de Distribución Home Delivery en Falabella, el negocio del comercio electrónico demanda mucha velocidad y precisión a fin de cumplir con las expectativas de los clientes. De esa manera se vive una dinámica muy alta y permanente en el tiempo, por lo que los equipos operativos y sus directivos están en constante atención no solo por el cumplimiento hacia los clientes sino también por el posicionamiento en el mercado y la situación con respecto a los competidores.

“Si bien es cierto, muchas de estos factores son comunes al resto de empresas o sectores, en un negocio de este tipo que está en crecimiento exponencial y que ha generado no solo una moda sino una nueva forma de vivir, las exigencias son mayores comparadas a sectores ya consolidados o maduros. Adicionalmente, el costo comercial de fallar es muy alto y más aún el proceso de recuperación de un cliente a partir de una mala experiencia”, comenta el especialista.

En esa línea, las nuevas necesidades del mercado plantearon cambios en la cadena de suministros, por lo que los desafíos, tanto de los operadores logísticos, como de las áreas logísticas de las empresas, aumentaron e implicaron un replanteamiento en las estrategias para cumplir con las expectativas de los consumidores. Esto, sin duda, conllevó a que los ejecutivos desarrollen competencias y modifiquen sus métodos de trabajo para asegurar un correcto desempeño.

Al respecto, Orlando Carrillo comentó que, “cuando las competencias que tiene un colaborador no están alineadas con las labores que realiza, se requiere un esfuerzo adicional para ejecutar las labores que se le han encomendado, ese esfuerzo adicional puede generar estrés”.

Sumado a ello, es importante recalcar que la pandemia no solo trajo el aumento del estrés laboral, sino también el incremento del estrés personal, dada la incertidumbre generalizada. “La preocupación de las personas por la salud, familia y el riesgo de contagiarse impulsó a las organizaciones a tomar el estrés como un aspecto de preocupación que podía afectar directamente en la competitividad del negocio”, explicó.

Consecuencias del estrés laboral

Victor Cisneros, afirrmó que la presencia de los negocios, en este tipo de servicios (Comercio Electrónico), no solo hace que los retos existentes cambien, sino que además aparezcan nuevos retos en línea con la demanda de los clientes, buscando brindarles la mejor experiencia de compra desde el momento en que entran a la web o app, pasando por la compra y entrega de sus productos, hasta el servicio posventa.

Victor Cisneros, Gerente de Distribución Home Delivery en Falabella

En esa línea, los retos relacionado con poder cumplir con el mejor catálogo de productos, disponibilidad de estos y generar y motivar a los clientes a comprar con el mayor alcance posible, logran que la demanda llegue a volúmenes altos y con promesas muy próximas, lo que puede desencadenar en un aumento en los niveles de estrés de los operadores.

Según el gerente de Talento Humano de Indurama, una de las principales consecuencias del estrés laboral es que afecta en la toma de decisiones. “Es posible que al tener estrés se entre en un estado de nerviosismo, desesperación y/o angustia, que influyan negativamente en la toma de decisiones.

Puede afectar la labor del ejecutivo en específico y por ende a la compañía”, comentó. Asimismo, indicó que el estrés puede afectar a las relaciones interpersonales y crear rupturas en los equipos de trabajo. Por ello, es de suma importancia que los equipos de recursos humanos tomen en cuenta este aspecto en sus estrategias de gestión de los colaboradores.

No obstante, el especialista indicó que el estrés puede no ser del todo malo, pues, en algunos casos, ayuda a reaccionar y a buscar soluciones innovadoras ante los problemas que surgen en el día a día.

Desde la mirada del psicoterapeuta Brian Shannon, el estrés laboral puede traer efectos adversos para las personas, como la disminución del sueño y el inicio del disgusto por el trabajo. “Inician las procrastinaciones, y la búsqueda de compensaciones con malos hábitos, como el beber, comer mal, buscar entretenimiento en exceso.

Quizás una de las peores consecuencias es que tenemos menos energía para resistir tentaciones y vivir coherentemente con nuestra ética personal.

Es como andar con los frenos largos, nos volvemos impulsivos y tomamos malas decisiones que nos meten en problemas”, sostuvo.

Orlando Carrillo, Gerente de Talento Humano en Indurama

Asimismo, para el caso de altos ejecutivos, afirmó que “existe una dimensión de soledad en los cargos directivos; por un lado, viene del tener información que no pueden compartir con muchos, y por otro, de ser quienes tienen la responsabilidad ante la gerencia por los resultados obtenidos. En mi opinión, es un estrés más existencial que operativo. Se debe delegar para evitar un desgaste inminente”.

Retos pospandemia

Después de la pandemia, las modalidades del trabajo y necesidades de colaboradores y ejecutivos han cambiado. Orlando Carrillo, aseguró que “nos hemos dado cuenta de que la presencialidad total no es necesaria para seguir trabajando.

Debemos procurar ser una empresa atractiva para el talento y, en ese sentido, el modelo híbrido es algo que la mayoría de los colaboradores ha recibido como un modelo bueno. Según algunos cálculos, un 70 % quiere trabajar semi presencial, 25 % totalmente virtual y solo el 5 % totalmente presencial”.

De igual forma, mencionó que, durante este tiempo, se han desarrollado muchas herramientas que facilitan la interconexión de equipos que están separados geográficamente. “Desde Indurama, por ejemplo, estas herramientas nos han ayudado a llegar más efectivamente a nuestro personal en provincia. Ahora podemos realizar capacitaciones y actividades de forma más eficaz”.

Respecto al sector logístico, darles continuidad a los esfuerzos en transporte, almacenamiento y gestión de los avances en comercio electrónico, es importante para asegurar el desempeño de esta industria.

Sin embargo, dado la carga laboral de las áreas logísticas, resulta relevante poner especial atención en manejar el estrés correctamente y poner a disposición de los ejecutivos herramientas y espacios de relajación que les permitan liberarse.

Según Víctor Cisneros, la infraestructura, procesos y sistemas de las empresas no estaban preparadas aún para un crecimiento en el negocio y en flujos operativos de esta envergadura, lo que conllevó a que todos traten de adaptarse lo más rápido posible buscando eficiencias y cumplimientos de promesas.

“Estas preocupaciones de poder adaptarse a las nuevas necesidades, buscar ser más efectivos y cumplir con la expectativa y necesidades de los clientes, vinieron para quedarse. En la actualidad, ya dejó de ser solo un efecto de pandemia y son parte de una nueva realidad.

Esta nueva forma de vivir, en la que el mercado ha aprendido a combinar el comercio electrónico y la presencialidad en el retail, marca un reto de omnicanalidad e innovación”, añadió el especialista de distribución.

En tanto, Shannon afirmó, que producto de la pandemia, se ha revalorizado la salud mental preventiva, y también se ha abierto el debate sobre el trabajo presencial versus el trabajo remoto, el cual no termina de cerrarse, pues existen pros y contras de ambas modalidades.

Si antes se hablaba de Transformación Digital y de Supply Chain 4.0 con cierto entusiasmo, después de la pandemia, estos conceptos están presentes de forma permanente en las agendas diarias, proyectos y presupuestos de las empresas.

En ese sentido, la tecnología puede ser una gran aliada para automatizar procesos y disminuir la carga laboral de los ejecutivos, logrando que estos se enfoquen en actividades más estratégicas.

En tal sentido, los avances tecnológicos no solo facilitarán las labores, sino que serán herramientas indispensables para seguir vigentes.

“No hay otra forma de poder entender un mercado tan grande y variado como el de hoy sino tenemos la capacidad de contar con big data, incluir a la blockchain como aliada en la forma de interactuar con los stakeholders y procesar los datos recolectados de manera rápida e inteligente con Inteligencia Artificial.

La automatización de procesos debe estar en nuestras agendas diarias pues debemos tener el espacio suficiente para que nuestros colaboradores enfoquen todo su talento en las actividades de mayor valor”, indicó el ejecutivo de Falabella.
Consejos para gestionar el estrés laboral

Como ya se demostró, el estrés, es un elemento que debe ser tomado en cuenta para la gestión del talento humano. Por ello, Cisneros, comenta que existen dos aspectos relevantes en relación con este tema: el profesional y el personal.

“En el ámbito profesional, el mayor control de las variables que pueden afectar el servicio nos permitirá, no solo disminuir la ansiedad y el estrés, sino además, poder desarrollar espacios que le den flexibilidad a cada eslabón de la cadena, para ello debemos trabajar en tener procesos definidos y conocidos por todos”, aseguró.

Adicionalmente, Cisneros añadió, que esto permite disminuir las tasas de error. Asimismo, tener mediciones en los procesos y actividades más críticas o que dependan de variables exógenas (no controladas necesariamente), aportarán información oportuna para poder tomar decisiones.

Finalmente, conformar un equipo, no solo con talento sino criterioso y empoderado, al cual le hemos dado las herramientas antes mencionadas, logrará no solo tomar decisiones, sino que estas sean tomadas de la mejor forma por las personas que se encuentran más cerca a la acción, haciendo que se elimine toda burocracia y centralización de decisiones.

Todo esto genera un ambiente profesional con menor ansiedad y estrés en la medida que podamos decantar esta micro gestión hacia los distintos niveles de la operación.

El ejecutivo agrega que en el ámbito personal existen muchas técnicas conocidas como el deporte en todas sus modalidades, la lectura, la meditación, etc. Puntualmente, Cisneros recomienda trabajar en tres factores que logran conjugarse de manera muy positiva:

Cuerpo: Deporte o cualquier actividad física.

Mente: Meditación, lectura, viajes.

Alma: Voluntariados, comunidades religiosas, etc.

Brian Shannon, Magister en Psicología, Psicoterapeuta y Consultor de Salud Mental

Por otro lado, el representante de Indurama brinda algunos consejos complementarios para gestionar de forma eficiente el estrés laboral:

Tome pausas y tiempos de descanso entre tarea y tarea: tomar un breve descanso y hacer ejercicios de respiración ayudará a que se relaje y pueda continuar sus labores con más fuerza. Si lo siente necesario, incluso puede optar por un pequeño refrigerio.

Aproveche el tiempo libre: el tiempo libre es valioso y por ello es recomendable que lo dedique a actividades recreativas que lo llenen de energía.

Regule el uso de la tecnología: estar permanentemente en línea hace difícil que se desconecte por completo del trabajo, por ello es aconsejable que tome pausas libres de tecnología y las aproveche para realizar otras actividades.

Establezca prioridades: la organización es fundamental para establecer las tareas más urgentes y a las que le debe poner mayor atención. En ese sentido, clasificar las labores según su relevancia y urgencia ayudará a gestionar mejor el estrés.

Apóyese de su equipo: si necesita ayuda es importante que la pida. Si es necesario, su equipo de trabajo le podrá ayudar en algunas actividades y, de esta manera, reducir su carga laboral y, por ende, su estrés.

“Nosotros, como talento humano, tomamos el reto de no parar las actividades que usualmente llevábamos a cabo en tiempos prepandemia. Ejecutamos actividades de integración, juegos, concursos y programas de reconocimiento para los colaboradores. Tratábamos de mantenerlos y sacarlos un poco de la situación, mantenerlos en contacto”, finalizó Carrillo.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉