Destruyen válvula ilícita donde se extraían 59.000 barriles de crudo al mes

La operación se adelantó desde el pasado 20 de octubre del 2021.

Más de 1.000 hombres llegaron hasta el corregimiento El Aserrío ubicado en el municipio de Teorama (Norte de Santander), con el fin de evaluar los daños y lograr el desmonte de la mega válvula ilícita con la que el frente nororiental del ELN y sus cabecillas alias “Andrea” y “Fercho”, obtenían mensualmente cerca de 59 mil barriles de crudo,

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Cabe mencionar que el combustible hurtado era sometido a un proceso de refinado clandestino para la producción de “pategrillo” y distribuidos de la siguiente manera: 70% destinado a la producción de cocaína, 20% despachado hacia Venezuela, 5% al Caribe y el 5% restante para abastecimiento logístico.

DE acuerdo con las autoridades, esa sería la principal fuente de ingresos de los grupos organizados al margen de la ley, que delinquen en la región del Catatumbo.

“Esta operación inició el 20 de octubre del 2021 y finalizó el 06 de enero del presente año. Atacaban estas refinerías hurtando crudo del oleoducto Caño Limón Coveñas, fueron más de 780.000 barriles de petróleo valorados en más de 60 millones de dólares», dijo el general Fabio Caro, comandante del Comando Específico del Ejército en Norte de Santander.

Además de la destrucción de las válvulas ilícitas KP417, KP419 y KP420, también se logró la incautación de artefactos explosivos e insumos como soda caustica y tíner. 

Las autoridades precisaron que en desarrollo de esta operación cuatro uniformados perdieron la vida. Estas persona fueron identificadas como el patrullero Heider Eduardo Ángulo Castillo, integrante del Grupo de Operaciones Especiales Rurales (Goer) quien murió por disparos de un francotirador.

También murieron el cabo segundo Cristian Camilo Oliveros y  los soldados profesionales Yeisson Doncel Doncel y Jesús Alonso Carrillo.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉