Centroamérica siente los efectos de las interrupciones en la cadena de suministro

centroamerica

La cadena de suministro mundial está en “su límite” por hechos que se van convirtiendo en ciclos, entre ellos el efecto de la pandemia del coronavirus en los puertos chinos. Las consecuencias directas en Centroamérica son el alza de precios de muchos productos y la escasez de algunos, incluidos los tecnológicos.

“El sector logístico (mundial) es muy frágil”, dijo a Efe Alberto López Tom, presidente del Consejo de Logística Empresarial (COEL) de Panamá, país que, gracias al Canal de Panamá, es puerto de entrada y centro de distribución. de mercadería para todo Centroamérica así como algunos mercados de Sudamérica y el Caribe.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Después de más de dos años y en el marco de la política de “tolerancia cero” de China, la pandemia mundial de la Covid-19 sigue golpeando los grandes puertos del gigante asiático. El confinamiento de la ciudad de Shanghái por un repunte de casos locales de covid en las últimas semanas ha dificultado el envío de mercancías desde los puertos de esa ciudad, uno de los más grandes del mundo.

Y hace unos ocho meses, el cierre parcial de la enorme terminal Ningbo-Zhoushan en el este de China hizo que las tarifas de flete para los envíos de carga a América Central se dispararan en ese momento hasta cinco veces más de lo que habían sido.

“Este es un tema que se está volviendo bastante cíclico porque las interrupciones no se han detenido”, incluidas las restricciones por la pandemia en China, y han ido surgiendo otras nuevas, como la invasión rusa a Ucrania y el aumento de los precios del petróleo, dijo López Tom. .

La política de “tolerancia cero” de China frente a la pandemia “está causando serios problemas y efectos en la cadena logística y eso lo vamos a sentir en Centroamérica en las próximas semanas”, con una “subida de los fletes, que conducirá a un aumento en los precios de los productos, y también habrá problemas de disponibilidad de espacio en los barcos (de carga)”.

Los productos que se verán afectados de manera más significativa son los productos finales, especialmente los artículos tecnológicos, “que pueden reemplazarse rápidamente solo con dificultad porque las grandes líneas de producción (de fábrica) solo existen en China”.

“Por ejemplo, si buscas artículos como ropa, llantas o comida, tienes alternativas en otros lugares. Pero no se van a poder conseguir (dispositivos) electrónicos que solo tienen plantas en China”, dijo el presidente del COEL.

La subida vertiginosa de los precios de los combustibles “están afectando a todos los niveles”, y en cuanto al transporte marítimo “sí se está sintiendo pero no tan tangible como en el (transporte) terrestre”.

“Las navieras de Panamá y de otros países, en cuanto al transporte centroamericano, ya están haciendo ajustes que antes no se veían. Se está implementando una tarifa de ajuste, o recargo, por el combustible… porque con tarifas (de envío) que son muy rígidas, el transporte terrestre de aquí a Guatemala, a Nicaragua ya no es atractivo”.

Ante este escenario, Panamá, “por ser el puerto de entrada y distribución” de carga es – hasta el momento – el menos afectado, pero no es el caso de países que se encuentran al final de la cadena de suministro, como Honduras y Nicaragua.

“Guatemala recibe mucha carga vía México. Yo diría que Nicaragua y Honduras serían los más afectados, y algunos países del Caribe, que son mercados muy pequeños y que no tienen una cadena de suministro tan atractiva”, dijo López Tom.

Panamá también tiene una ventaja porque “por su buena conectividad también puede manejar carga desde Estados Unidos, beneficiándose del enorme poder adquisitivo y volúmenes de carga (de ese país)”, e incluso del triángulo comercial hacia “otros mercados como Colombia, Costa Rica y algunos países del Caribe”, enfatizó.

“No me atrevería a decir que esto se va a resolver rápido porque surgen elementos inesperados: un conflicto en Ucrania, el aumento (de los precios) del combustible… ¿Quién sabe qué más podría pasar?”. dijo López Tom.

Dijo que actualmente la región está experimentando las tarifas de fletes más bajas del año pero la tendencia será al alza pronto, no solo por el ambiente internacional sino también porque durante la segunda mitad del año la prioridad es acopiar mercadería para las grandes ventas. en diciembre.

Ante esta situación, aunque Panamá tiene buenas capacidades de distribución y muchas cadenas de suministro pasan directamente por el Canal de Panamá, “hay otros lugares donde la cadena de suministro se está retrasando”, dijo.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉