Sustentabilidad en los negocios

Mano sosteniendo mundo

Encontrar un balance entre producción, salud financiera, crecimiento económico y sostenibilidad, es el mayor reto que enfrentan las organizaciones, gobiernos y sociedad

El tema de la sustentabilidad ha adquirido mayor relevancia en los últimos años debido a la preocupación que existe en todo el mundo por el cuidado del medio ambiente y el desarrollo de las sociedades. Además, la crisis sanitaria ha hecho que la humanidad tome conciencia sobre su propia vulnerabilidad y ha colocado a las empresas en la búsqueda de nuevas estrategias para hacer negocios más sostenibles.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

En este sentido, conforme las sociedades avanzan, resulta fundamental trabajar por un desarrollo sostenible que garantice la equidad económica y social entre las personas, y que contribuya a alcanzar una mejor calidad de vida sin afectar el medio ambiente.

De acuerdo con una investigación realizada por el Swiss Re Institute, en caso de que se pierda la diversidad del planeta, el 50% de la economía global colapsará. Además, el cambio climático puede poner en peligro la producción de alimentos, generando una crisis alimentaria en todo el planeta por la escasez de los mismos.

En su artículo “Sí, es posible hacer negocios sostenibles”, MIT Sloan Management Review México, señala que entre los principales factores de riesgos que identifican las empresas para hacer negocios sostenibles, están el impacto al medio ambiente, la crisis alimentaria y el desempleo.

Modelos de negocio sustentables

Asimismo, encontrar un equilibrio entre producción, salud financiera, crecimiento económico y sostenibilidad, es el mayor reto que enfrentan las organizaciones, gobiernos y sociedad civil. Para lograrlo, deben alinear sus estrategias a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas.

En este sentido, existen modelos económicos y de consumo que guían la implementación de prácticas sostenibles como la Economía Circular, la cual plantea cerrar los ciclos de producción y mantener un flujo constante de recursos naturales en el que todo lo que se produce sirve como insumo para otro proceso o como alimento para otro organismo.

Este tipo de modelos de producción favorecerían la reducción de desechos industriales entre un 80 y 99 por ciento y sus emisiones entre el 79 y 99%. Asimismo, otro beneficio de estos modelos es la generación de empleos locales.

También las herramientas digitales juegan un papel importante en las economías circulares dado que permiten reducir los tiempos en las cadenas de suministro en el sector alimentario; identificar el deterioro de los ecosistemas y monitorear el uso de plásticos para garantizar una vida duradera.

Finalmente, las empresas deben implementar modelos sostenibles para atender las nuevas necesidades de los consumidores, quienes están optando por productos que generen un impacto positivo en medio ambiente y en la sociedad.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉