Sostenibilidad y digitalización, prioridades estratégicas del capital riesgo

Descarbonización

Las firmas de capital privado volverán a poner la digitalización y la sostenibilidad en el centro de su estrategia inversora y de gestión de las carteras este año. En un contexto de creciente interés por ambas cuestiones, tanto por parte de los inversores y LPs (limited partners), como de los consumidores y de la sociedad en su conjunto, el capital privado es cada vez más consciente del valor que aportan estos aspectos críticos en su gestión interna y en la de sus portfolios. Todo apunta a que, en un mercado cada vez más competitivo, los criterios ESG y la digitalización seguirán incentivando la inversión o desinversión de ciertos activos durante los próximos meses. En declaraciones a elEconomista, un número significativo de firmas muestran su foco en ambas palancas de creación de valor que, por otra parte, impactan cada vez más en las valoraciones de las compañías.

Esta tendencia, que viene de años atrás, seguirá madurando en España, tanto en el caso de los grandes fondos internacionales como de las gestoras nacionales. En este sentido, Asís Echániz, Responsable de EQT para España y Portugal, ha señalado a esta publicación que «hoy es un valor añadido contar con capacidades y experiencia para reforzar a las participadas en áreas clave como la digitalización y la sostenibilidad. En este contexto tendrán más éxito aquellos fondos que tengan un enfoque selectivo y centrado en temáticas que conozcan bien, combinado con una presencia local que permita entender las singularidades del mercado. Generarán valor durante el período de inversión aquellos fondos que apoyen a sus compañías participadas con visión a largo plazo y considerando a todos los stakeholders«.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Retirada de estímulos

En declaraciones a elEconomista, Jason Thomas, Managing Director and Head of Global Research de Carlyle, ve probable que el rendimiento de las carteras del private equity se vea afectado por la retirada de los estímulos fiscales y monetarios, especialmente en EE.UU., donde se espera que los déficits fiscales se reduzcan y la Reserva Federal suba los tipos de interés para que la inflación vuelva a su objetivo. «El nuevo contexto político debería restarle importancia a las valoraciones de las compañías tecnológicas que están en fase de crecimiento y estimular el interés de los inversores por los sectores tradicionales, incluidas aquellas empresas capaces de emplear las últimas tecnologías para ampliar sus márgenes y acelerar su crecimiento», matiza. En su opinión, la actividad del sector de private equity debería mantenerse a lo largo de este año 2022, ya que la captación de fondos sigue superando a la capacidad de inversión y el capital privado continúa siendo la fuente de financiación más utilizada por la mayoría de los empresarios y de los equipos directivos.

Enfoque selectivo

En este contexto de mercado, Ricardo Miró-Quesada, Socio Responsable de Private Equity de Arcano, considera que «las inversiones en sectores como salud, educación y transición energética ganarán peso para el private equity durante los próximos meses por la búsqueda de rentabilidades atractivas con impacto positivo en la sociedad y el medio ambiente». Y es que es en los sectores más estables donde, probablemente, se lograrán muchos de los grandes acuerdos.

La implementación de las acciones ESG y de Impacto en las compañías participadas y la supervisión de estos criterios en todas las fases del ciclo de inversión, así como el cumplimiento de los criterios de reporting y de transparencia exigidos por los inversores y otros stakeholders, han dejado de ser un elemento diferencial para convertirse en un aspecto irrenunciable para los fondos. Sin embargo, todavía queda un largo camino por recorrer en áreas como la demanda de información o el alineamiento de los equipos, tanto en las propias gestoras como de sus compañías participadas. En este sentido, Carmen Alonso, Directora Ejecutiva de Tikehau Capital para Iberia y Reino Unido, asegura que los criterios ESG continuarán siendo el foco de la estrategia de private equity de la firma este año 2022. «Tikehau seguirá apostando por proyectos de transición energética, descarbonización y sostenibilidad, la digitalización de la economía y re-industrialización. Seguiremos enfocados en la descarbonización de nuestras carteras de private equity y lanzaremos nuevos fondos artículo 9 en un futuro cercano», añade. Para Enrique Centelles Satrústegui, Socio Director de GED Capital, los criterios ESG tendrán también mayor relevancia en las decisiones de inversión. «Aunque ya estaban presentes en nuestra política, se pondrá aún un mayor énfasis en el análisis de los potenciales nuevos activos y en la gestión de las participadas».

Perfiles especializados

Los fondos también seguirán incorporando perfiles especializados para impulsar estos aspectos críticos con los que las compañías participadas esperan poder disfrutar de crecimientos superiores al resto. En este sentido, Luis Seguí, Socio Fundador y CEO de Miura Partners, -que acaba de incorporar a Esther Sarsa como directora de sostenibilidad y miembro del equipo de inversión-, «el sector debe estar bien atento a los cambios socioeconómicos y a las necesidades de las compañías derivados de los mismos». Su foco es una «estrategia de inversión clara, con una visión empresarial valiente y a largo plazo, y apostar decididamente por la innovación y la sostenibilidad, de forma genuina, medible y reportable». A su juicio, todo esto «sólo será posible si sabemos apoyarnos y rodearnos de talento, tanto interno como en nuestras compañías participadas». En esta línea, Borja Martínez, Socio Fundador de Abac Capital, asegura que durante los últimos años, las empresas ya han estado muy centradas en su transformación digital, una tendencia acelerada con el Covid-19. En 2022, «seguiremos enfocados en oportunidades con una clara tesis de inversión, con el objetivo de generar valor durante el período de inversión mejorando las compañías a través de varios ejes principales: su internacionalización, digitalización y mejora en términos de sostenibilidad», añade.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉