Sostenibilidad: Ramondin, compromiso con la sostenibilidad

Logo de reciclaje

La empresa mantiene su apuesta por la responsabilidad social como uno de los objetivos fundamentales de su proyecto estratégico hasta 2025.

Desde sus orígenes en 1890, la apuesta de Ramondin por políticas de responsabilidad social corporativa han sido parte de su esencia. La empresa se adhirió, en 2013, al Pacto Mundial de las Naciones Unidas y a sus diez principios fundamentales, además fue la primera compañía del sector en adquirir la Certificación en RSC IQNet SR10 de AENOR en 2014

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Desde entonces, las siglas RSE forman parte esencial de su ADN y, en la actualidad, este compromiso ha sido una constante en el grupo, además de estar contemplada como uno de los objetivos centrales dentro del proyecto estratégico de la empresa actualizado hasta 2025. «Una entidad no puede estar al margen del contexto económico, social y medioambiental en el que vive. En momentos inciertos, con grandes oportunidades y nuevos retos sociales y globales, la inversión en RSE ha actuado como motor estratégico para el desarrollo del grupo. En momentos críticos, como fue la prohibición del plomo, invertimos en innovación y seguimos manteniendo nuestro respeto al medio ambiente con nuestros materiales -estaño y aluminio- y el desarrollo de nuevos productos como la ‘E-cap’», asegura José Miguel Munilla, CEO de RMDGroup.

Uno de los principales ejes de la compañía es su apuesta por el talento. Crear equipos competitivos, a través de innovadoras políticas de RRHH, adecuados a las exigencias del mercado global, generan un entorno de trabajo que favorece el potencial profesional y personal de la empresa. Por ello, RMDGroup tiene el ‘Plan Talento’, con el que prevén reclutar a empleados clave en las plantas para ocupar nuevos puestos de responsabilidad y mantener el relevo generacional en los equipos.

Este proyecto en la actualidad se está destinado a diecisiete integrantes seleccionados a nivel interno entre todas las filiales del grupo. Tras un detallado análisis de sus perfiles, a los candidatos se les diseña un proyecto personalizado de carrera focalizado en dos líneas principales de formación. Por un lado, se centra en el desarrollo del liderazgo, gestión de recursos y de personas para formar futuros líderes. En segundo lugar, se les enseña de acuerdo al análisis de sus competencias y expectativas profesionales de futuro.

Estas formaciones están realizadas por organismos de reconocido prestigio y han sido diseñadas a medida. «El talento es uno de nuestros principales activos como base de empresa responsable, sostenible y competente. Desde el programa ‘Ramondin Apuesta’, en 2013, en el que impulsamos la contratación del empleo juvenil y las colaboraciones con centros formativos, hasta el ‘Plan Talento’ la detección de nuevos líderes y la retención del talento se ha convertido en la inversión y el reto más ambicioso», sostiene María Jesús Carazo, directora de Recursos Humanos.

Confinamiento

La crisis post-Covid19 está desdibujando el papel de la mujer en las empresas. Por ello, RMDGroup mantiene su apuesta por las políticas de igualdad. «Nuestro objetivo prioritario es velar por el seguimiento de los protocolos de selección y la monitorización de la integración de mujeres en el grupo. De hecho, en plena crisis, de las 23 personas incorporadas al grupo, el 60% han sido mujeres», explica Blanca Brieva, directora del Sistema de Gestión Integral. Junto con la búsqueda de talento dentro de los órganos de gestión y dirección sin diferenciación de género, cabe recalcar la presencia de mujeres tanto en el Consejo de Administración como en el Comité de Dirección Corporativo. Un ejemplo es la reciente incorporación de Nagore Basabe como CMO del grupo. Además en el segundo nivel de la compañía, incluyendo directores, jefaturas y mandos intermedios, casi la mitad son mujeres, acortando de forma natural cada vez más la brecha de género.

«Apostamos por la igualdad. En plena crisis, de las 23 personas incorporadas, el 60% son mujeres»

Ya antes del inicio de la pandemia, desde Ramondin fomentaron nuevas medidas de conciliación, prevención y organización. A la implantación del teletrabajo en las áreas implicadas, se sumaron nuevas medidas como adaptación de horarios de trabajo, seguimientos diarios del estado de situación, comunicación periódica de situación de la empresa e implantación de protocolos de seguridad para garantizar la protección de los trabajadores y, en última instancia, el compromiso adquirido con sus clientes. «Incluso en los momentos más duros del confinamiento, Ramondin ha continuado con su operativa diaria con un alto compromiso de los equipos de trabajo, que han demostrado ser, de nuevo, responsables tanto con sus compañeros, con la empresa, con nuestros clientes y con la sociedad en general. Pese a las altas cifras de absentismo en nuestro sector, los protocolos de seguridad y la respuesta positiva de la plantilla han permitido que la actividad del grupo no pare en ningún momento», celebra María Jesús Carazo.

La actividad de todas las compañías de RMDGroup está guiada por los valores, principios y conductas éticas enmarcadas en su Código de Conducta. Ratificado por el Consejo de Administración en 2014, su objetivo principal es fomentar entornos de trabajo que promuevan la integridad de las personas, respeto hacia la sociedad y la transparencia en la gestión.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉